Tarazá, Bajo Cauca.
Tarazá, Bajo Cauca.
Cortesía: Alcaldía de Tarazá.
9 Sep 2020 02:03 PM

Amenazas de grupos armados genera nuevos desplazamientos en Tarazá

Hace dos semanas, 108 personas desocuparon un corregimiento huyendo de los ilegales.
Maira
Arbeláez Camaño
@maiarbe

Las familias de la vereda Versalles, cercana al corregimiento La Esperanza, donde hace varias semanas 108 personas abandonaron el territorio, también comenzaron a desplazarse masivamente por las confrontaciones entre los grupos armados ilegales que hacen presencia en el territorio.

El secretario de Gobierno, Deyvinson Montero Arroyo, confirmó que aún no se tiene un censo de cuántas son las familias que comenzaron a salir de ese territorio, por miedo al accionar violento de los ilegales, la mayoría están llegando hasta San José de Uré, en límites con Córdoba.

Lea aquí: Desarticulan red de trata de personas en Cali que prostituía mujeres en China

"Se tiene conocimiento de que algunas familias están abandonando masivamente el territorio, víctimas de las amenazas y el accionar violento de los actores armados ilegales, quienes se disputan el control del territorio y las rentas ilícitas". 

Entre tanto, dijo que del desarraigo anterior, aún hay tres núcleos familiares, representadas en doce personas, en una escuela de la zona urbana de Tarazá.

Muchas de las víctimas son niños y adultos mayores. Algunos han preferido ir a municipios del sur de Córdoba y autoalbergarse en casas de amigos. Hace una semana, fueron asesinados una líder social y dos gemelos de 17 años, quienes además fueron torturados, lo que aumentó el temor de la comunidad.

Lea también: Santander analiza modificar 'pico y cédula' y toque de queda

En contexto

Tras una semana de desplazamientos, hace varios días todos los habitantes del corregimiento La Esperanza, ubicado a una hora y media del casco urbano de Tarazá abandonaron la zona por amenazas de los grupos armados ilegales.

El secretario de Gobierno confirmó en su momento que ese territorio quedó solo, sin sus habitantes, quienes huyeron por temor a quedar en medio del fuego cruzado. Pese a la presencia de la fuerza pública en la zona, los desplazados consideran que todavía no hay garantías para retornar.

Fuente
Sistema Integrado de Información