WhatsApp-Image-2017-08-13-at-10.40.50-AM.jpeg
Jaime Garzón - Colprensa
13 Ago 2017 04:37 AM

18 años sin Jaime Garzón

La Fiscalía General de la Nación declaró como un crimen de lesa humanidad el homicidio del periodista Jaime Garzón, ocurrido el 13 de agosto de 1999 en la capital del país.
La
Fm

El 13 de agosto de 1999, Jaime Hernando Garzón Forero fue asesinado en Bogotá por sicarios de la banda ‘La Terraza’, mientras se dirigía a la emisora Radionet. Las balas acabaron con un hombre que logró ser referente nacional para los colombianos gracias a su particular forma de hablar sobre diferentes temas coyunturales que afectaban al país.

Jaime Garzón siempre será recordado por aquellos personajes que se quedaron en la mente de los colombianos como Dioscelina Tibaná, Néstor Elí, Heriberto de la calle, entre otros. Pero también frases como esta: “si ustedes los jóvenes no asumen la dirección de su propio país, nadie va a venir a salvárselo, nadie“, Jaime Garzón.

Los principales señalados por el crimen, según la Fiscalía, son el general (r) Rito Alejo del Río, el coronel (r) Jorge Eliécer Plazas Acevedo y el subdirector del DAS, José Miguel Narváez, y a ellos se suma el excomandante de las Autodefensas, Carlos Castaño.

Fiscalía declara delito de lesa humanidad el crimen de Jaime Garzón

 La Fiscalía General de la Nación declaró como un crimen de lesa humanidad el homicidio del periodista Jaime Garzón, ocurrido el 13 de agosto de 1999 en la capital del país.

Así lo confirmó Luis Guillermo Pérez, abogado de la familia de Jaime Garzón quien indicó que la determinación fue adoptada por la Fiscalía 13 adscrita a la Unidad Especializada de Derechos Humanos que coordina el caso.

Según el jurista, esta decisión se produce luego de que en primera y segunda instancia recientemente la solicitud de declaratoria de lesa humanidad fue negada por la misma Fiscalía.

El alcance de esta determinación es que con la declaratoria de lesa humanidad el caso del crimen del humorista no prescribirá en el tiempo.

El abogado Pérez explicó que la Fiscalía concluyó que el crimen de Jaime garzón hizo parte de una ataque sistemático y generalizado contra 1.293 líderes y defensores de derechos humanos en hechos ocurridos entre 1998 y 2014, que fueron considerados enemigos de la institucionalidad, tras una presunta alianza entre paramilitares y un sector de miembros de la fuerza pública.

El homicidio del periodista no se produjo porque tuviera enemigos personales, ni producto de una acción espontánea de un justiciero del Estado o paramilitar, sino porque fue considerado en los informes de inteligencia del Ejército como una persona que por sus labores humanitarias a favor de la paz con los grupos insurgentes estaría favoreciendo dichos grupos; hablándose primero de judicializarlo, pero luego decidiendo su ejecución extrajudicial”, señala la decisión de la Fiscalía.

En su determinación la Fiscalía agrega que “para inferir si Jaime Garzón fue víctima de un crimen de lesa humanidad no hay que determinar cuántos periodistas o humoristas o gestores de paz fueron asesinados, sino, su ejecución en el contexto del conflicto armado, obedeció a una política e Estado o una sistematicidad en la ejecución de los crímenes; misma que se encuentra ampliamente probada con los argumentos expuestos a lo largo de este pronunciamiento”.

De acuerdo con las investigaciones de la Fiscalía, detrás del crimen y de la desviación de las investigaciones por el asesinato del periodista y humorista Jaime Garzón estaría un grupo de militares, policías y exdirectivos del antiguo DAS.

El expediente señala que a Garzón lo asesinaron sicarios de la llamada banda criminal de la ‘Terraza’ de Medellín, todos al servicio de Diego Fernando Murillo alias ‘Don Berna’, actualmente extraditado en los estados Unidos.

Sin embargo, para los investigadores de la Fiscalía, los sicarios de la ‘Terraza’ no actuaron solos en este crimen sino que tuvieron la asistencia de expertos en inteligencia de la fuerza pública de la época.

Bajo esta línea de investigación actualmente está siendo procesado en juicio el coronel retirado José Eliecer Plazas Acevedo, sindicado de haber sido fue fundamental para seguir al periodista y presuntamente recibió y alojó en Bogotá a los sicarios que llegaron de Medellín.