Hinchas de Santa Fe en el Campin
Cortesía
29 Dic 2020 02:29 PM

Nuevas pullas de Claudia López al Gobierno; esta vez por el fútbol colombiano

La Alcaldesa se volvió a referir a la polémica que generaron las aglomeraciones de hinchas el pasado domingo en la capital.
Daniel Arias
Daniel
Arias Bonfante
@AriasBonfante

El pasado domingo 27 de diciembre, la final del fútbol colombiano entre Santa Fe y América de Cali, que se jugó en el estadio El Campín de Bogotá, generó polémica por las aglomeraciones de hinchas que se dieron en medio de la situación epidemiológica por la pandemia de covid-19.

A raíz de esto, se conocieron críticas contra la Alcaldía por permitir que barras de ambos equipos se reunieran y por las celebraciones que hicieron los hinchas del equipo vallecaucano tras ganar la estrella 15 en la capital.

Lea también: Se cancela ciclovía en Bogotá del primero de enero

La alcaldesa Claudia López volvió a referirse al tema y lanzó pullas contra el Gobierno Nacional, afirmando que fue el ejecutivo el que permitió la realización de la liga local y aseguró solo una mínima parte de los hinchas fue la que salió a las calles ese día.

"Son el Gobierno Nacional y la Dimayor quienes autorizaron hacer el torneo de fútbol colombiano. Los alcaldes no tenemos la facultad de prohibir, desafortunadamente, esas decisiones", dijo inicialmente López.

"Sin embargo, quiero reiterarle a la ciudadanía algo. En una final de fútbol suelen salir 100.000 hinchas locales; final de fútbol suele ir acompañada de muertes, heridos y lesionados", agregó la Alcaldesa en una rueda de prensa.

"En esta final de fútbol no tuvimos 100.000 ciudadanos en las calles. Las barras, todas, hicieron un enorme esfuerzo por quedarse en casa. En total, en la ciudad de Bogotá, de ocho millones de habitantes salieron 5.000 personas el día del partido", sentenció. 

Lea acá: ¿Hubo ingreso desmedido de hinchas al estadio en final Santa Fe Vs América? Distrito responde

La Alcaldesa también destacó que se presentaron cero muertes, cero personas heridas y solo tres riñas que no tuvieron mayor trascendencia, por lo que destacó el dispositivo que se instaló ese día para mantener la seguridad en la capital colombiana.

La final fue también objeto de polémica porque en redes sociales se difundió información que afirmaba que al menos 900 personas habían entrado al estadio a ver el partido, lo cual fue desmentido por la administración distrital.

Fuente
Sistema Integrado de Información