Limpieza de la casa
La utilización de algunos productos químicos en la limpieza del hogar puede provocar problemas de calidad del aire.
AFP
21 Mayo 2020 10:36 AM

Empleada de servicios generales lleva dos meses encerrada en su trabajo

La hermana de la mujer denunció el hecho.
Miguel Valencia
Miguel Ángel
Valencia González
@MiguelValenciaf

Este jueves se conoció un nuevo caso desolador de maltrato laboral. Según denuncian familiares de una mujer que trabaja en labores domésticas, en un apartamento de un conjunto residencial en Usaquén, a la señora no le han permitido salir de esa vivienda desde el pasado 10 de marzo.

Todo parece indicar que la pandemia por el coronavirus es la razón que ha llevado a que le impidan salir del lugar en los últimos dos meses.

Lea aquí: Otro conductor de Transmilenio contagiado de coronavirus

La denuncia fue hecha por la hermana de la señora, que se dedicó a buscar las maneras para dar a conocer la reprochable acción, algo que parece volverse recurrente en Bogotá.

Según confirmó la hermana de la víctima, la mujer no está recibiendo malos tratos, pero al impedirle salir para que no se infecte de coronavirus, podría estar siendo víctima de "secuestro". 

Por otro lado, confirmó que su hermana lleva trabajando cuatro años con esa familia, pero le prohíben totalmente regresar a su casa en Suba. La denuncia aclara, al diario El Tiempo, que el contrato de su servicio sí especifica que debe estar interna entre semana, sin embargo, la mujer, según este mismo contrato, tiene libertad de regresar a su casa los fines de semana, algo que de desde marzo le han impedido.

¿Secuestro?

Cabe recordar que recientemente también se conoció el caso Edy Fonseca, una guarda de seguridad que estuvo retenida en un conjunto residencial, ubicado en el exclusivo barrio Los Rosales, en el norte de Bogotá, debido a que la administración del edificio le ordenó que debía quedarse allí y no podía salir a su casa porque podía contraer el coronavirus.

Lea además: Adulto mayor agredido por policías en Bogotá pide que no sean sancionados

La mujer contó que vivió esos días en condiciones infrahumanas y sin poder ver a su hija y a sus dos nietos, porque la amenazaron que si salía perdía su trabajo.

“Un mes duré retenida en la cuarentena, me tenían encerrada, éramos tres celadores y a mis dos compañeros les cancelaron sus contratos, me dejaron sola como responsable y no me permitían salir a mi casa”, aseguró.

Fuente
Sistema Integrado Digital