Aplicación traduce el texto a lenguaje de señas
Aplicación traduce el texto a lenguaje de señas
Captura de video de Huawei
4 Mar 2019 01:11 PM

Tecnología de inteligencia artificial le enseña a leer a niños sordos

StorySign es una aplicación que traduce el contenido de los libros al lenguaje de señas.
Cristian
Cristian
Serrano

El vicepresidente de Huawei, Ken Hu reveló los alcances de una aplicación móvil llamada StorySign, la cual se desarrolló en conjunto con la Unión Europea de Sordos.

A partir de un avatar de dibujos animados que funciona con inteligencia artificial, esta aplicación traduce el contenido de los libros al lenguaje de señas para así ayudar a los niños sordos cuando están aprendiendo a leer.

Lea también: Twitter permitiría a usuarios esconder tweets

StorySign actualmente tiene soporte para 10 idiomas diferentes y se espera que más adelante pueda manejar un mayor número de idiomas. De hecho, los creadores de esta herramienta esperan poder ponerla a la alcance de más de 34 millones de niños sordos de todo el mundo.

La apuesta de la marca china es otorgar herramientas que puedan unir el lenguaje de señas y la lectura.

"Estamos muy orgullosos de lo que hemos logrado con StorySign", dijo Hu. "Todas las comunidades tienen necesidades diferentes. Como industria, podemos brindar un valor único a cada comunidad para asegurarnos de que nadie se quede atrás".

Vea también: Netflix, ante una nueva 'amenaza'

Las funciones de reconocimiento de imagen y reconocimiento óptico de caracteres (OCR) le permiten a la inteligencia artificial ofrecer una buena experiencia de lectura.

Este reconocimiento de imagen permite que un niño use su smartphone para poder reconocer las palabras de cada página, mientras que el OCR asegura que la aplicación funcione con mayor precisión.

Consulte también: ¿Por qué grupos de familia en WhatsApp crean ansiedad en usuarios?

De hecho, el rendimiento de la inteligencia artificial también aumenta la velocidad con la que se cargan las páginas del libro en la aplicación, evitando que los niños tengan que esperar para descubrir qué sucede a continuación en cada capítulo del cuento.