Chat celular
Joven chateando en celular en Whats App.
AFP
31 Mayo 2019 10:47 AM

Revisar los chats de su pareja fue declarado ilegal en México

La medida la tomó la Corte Suprema ante el caso de una mujer que denunció a su esposo por revisar su celular y luego pedir el divorcio.
Cristian
Cristian
Serrano

Hay que reconocerlo en algún momento hemos tenido una curiosidad tremenda por saber con quién chatea nuestra pareja, sobre todo nos gustaría conocer qué es lo que tanto le escribe a esa persona con la que habla cuando está con nosotros. 

Sin embargo, algunos se dejan llevar por sus dudas y terminan revisando los chats y hasta los correos que hay en el teléfono de su pareja. Aunque saben que está mal, además de ser un acto que demuestra una inseguridad total, no pierden la oportunidad para darle otra mirada al smartphone.

Le puede interesarRobo de cuenta de WhatsApp se está dando con un código QR

Si siente que esta es una situación incorregible en su pareja, le contamos que en México ya se están tomando medidas para ponerle fin a esta situación.

Ocurre que en ese país ya es ilegal que su pareja revise su celular, así lo determinó la Suprema Corte de Justicia de México.

Según la ley, ni su familia, ni su pareja tienen derecho a revisar sus mensajes, correos u otros contenidos que estén en su teléfono, sin su consentimiento. Así de sencillo.

Esta norma se dio a conocer luego de que una mujer denunciara a su esposo por haber ingresado a su correo electrónico para imprimir varios mensajes que eran una clara evidencia para solicitar el divorcio ante unas "injurias graves" por parte de la mujer.

Vea también: ¡Le dieron duro! Jessica Cediel es comparada con un meme por su "nuevo look" 

La justicia mexicana indicó que cada persona tiene el derecho a la intimidad y que el hecho de que estén casados no representa la pérdida de estos derechos. Así que la protección de sus comunicaciones privadas se mantiene en cualquier escenario.

Así que el hecho de que una persona intente acceder a las conversaciones o correos de alguien, representa una violación a su derecho a la intimidad.