Más de 400 grandes contribuyentes no han implementado la factura electrónica
Más de 400 grandes contribuyentes no han implementado la factura electrónica
COLPRENSA
30 Ene 2020 01:41 PM

Cómo va la implementación de la factura electrónica en Colombia

Con este modelo se busca mejorar la recaudación fiscal y evitar el fraude.
Cristian
Cristian
Serrano

Actualmente Colombia está adelantado acciones ante la implementación de la factura electrónica en Latinoamérica y esto permitirá que en un futuro próximo esté a la par de países como Brasil y México, que lideran el ranking en la Región.  

De acuerdo con un Estudio realizado por SERES, entidad especialista en intercambio electrónico seguro de documentos, la factura electrónica en Latinoamérica comenzó a utilizarse en la década de los 90 y con la entrada del nuevo siglo, su implementación se aceleró significativamente.

Desde el pasado 1 de enero, las empresas colombianas deberán reducir de forma gradual el porcentaje de emisión de facturas en papel. En esa fecha entró en vigor la nueva normativa de la DIAN, que cifra en el 30% el máximo de facturas en formato no electrónico que podrán emitir las empresas en 2020.

Mire acá: Cómo evitar situaciones traumáticas en la adopción de la factura electrónica

La nueva norma también busca mejorar la recaudación fiscal, evitar el fraude, y mejorar la gestión de las empresas y, con ella, impulsar el crecimiento de la economía colombiana.

La DIAN reducirá progresivamente este porcentaje de facturas en papel y para 2021 las empresas solo podrán facturar no electrónicamente el 20% de sus facturas y, en 2022 el porcentaje se reducirá al 10%.

Cómo va la implementación de la factura electrónica en Colombia

De acuerdo con Alberto Redondo, director de Marketing de SERES para Iberia y LATAM, le explicó a La FM que la implementación de la factura digital es un trabajo interinstitucional que se viene adelantando desde hace tiempo.

De interés: Su microempresa puede capacitarse en facturación electrónica con la Dian

Sin embargo, los cambios en algunas reglas y normas en el país han hecho que este proceso requiera de mas tiempo, para que en su implementación realmente se puedan abarcar todos cambios y ajustes que están apareciendo. 

"Este Gobierno ha tenido que hacer cambios en caliente, de algo que ya estaba definido y eso ha complicado algunos aspectos del proceso", destacó Redondo.

Pese a que Alberto Redondo destaca que las empresas colombianas se han preocupado por ajustarse a las nuevas normas mientras adelantan su implementación de la factura electrónica, la aparición de nuevos cambios o reglas hace que el proceso sea más complejo y que se requiera de más tiempo para avanzar

Vea también: Colombianas prefieren hacer compras online después del medio día

De igual manera, Redondo resalta que es importante que las empresas tengan presente que la migración a la factura electrónica es mucho más que un requisito a cumplir. Este nuevo esquema representa un cambio hacia un nuevo modelo de optimización de procesos en una empresa. 

Por lo tanto la transición a la factura electrónica implica los siguientes puntos:

Mejora tributaria, mayor información para hacer más eficiente el recaudo de impuestos y se reduce la posibilidad de que haya evasión fiscal.

  • Facilita la emisión y el cobro de una factura.
  • Permite una mayor trazabilidad de las facturas por cobrar y por pagar.

 

Alberto Redondo también sostuvo que esta tecnología representa una para oportunidad para mejorar los procesos internos de las empresas, para así evitar perder dinero y hacer más eficiente la comunicación con la Dian, proveedores, acreedores y clientes.

Consulte también: Amas de casa, las nuevas gerentes en el creciente negocio de los "restaurantes virtuales"

Por este motivo, es importante que los empresarios se enfoquen implementar la factura electrónica con el objetivo de elevar la eficacia de los procesos de su marca, y no solamente en cumplir con una normativa.

 

Fuente
Sistema Integrado Digital