Fabio Aristizábal, superintendente nacional de Salud
Fabio Aristizábal, superintendente nacional de Salud
Colprensa
15 Oct 2019 07:26 AM

Supersalud ordenó cierre de EPS Saludvida

Así lo anunció el superintendente de Salud, Fabio Aristizabal, quien advirtió que la EPS operará hasta el 31 de octubre.
Camila Torres
María Camila
Torres Cepeda
@kamitorrs

Una semana después de que la Superintendencia de Salud ordenó la liquidación de la EPS Cruz Blanca por su estado financiero crítico que ponía en riesgo la salud de los usuarios, el superintendente de Salud, Fabio Aristizabal, ordenó también la liquidación de la EPS Saludvida.

El cierre de la EPS está motivado porque no mejoró pese a los plazos que le dio la entidad de control y continuaba la mala atenicón a los usuarios. Por ejemplo, presenta una alta desatención en la prevención del riesgo en especial en las madres gestantes y adultos mayores.

"Entre enero y junio de 2019 se reportaron 101 casos relacionados con muertes perinatales solo en el régimen subsidiado, y en el contributivo, solo en el mes de julio alcanzó 19 casos. En este indicador, Saludvida reporta 257,07 muertes por cada 100.000 nacidos vivos, cuando el estándar nacional es de 51,0 muertes", afirmó el superintendente.

Pese al inminente cierre, la EPS Saludvida deberá garantizar la atención de más de 1 millón 161.000 usuarios hasta este 31 de octubre, advirtió el funcionario en rueda de prensa.

"A partir del 31 de octubre, la EPS Saludvida dejará de operar en 17 departamentos y en la ciudad de Bogotá, donde en la actualidad presta los servicios de aseguramiento en salud", informó.

 

 

Además pidió tranquilidad y paciencia a los afiliados a esta EPS, pues en los próximos días el Ministerio de Salud realizará el trasladado respectivo de cada uno de ellos a otras EPS que a partir del 1 de noviembre deberán garantizar la atención.

"Le quiero enviar un mensaje a los prestadores de salud. No pueden cerrar la red y deben garantizar los servicios a los usuarios", expresó Ariztizabal, recordándoles que de hacerlo podrían incurrir en una sanción por parte de la entidad.

A junio de 2019, los activos de la EPS sumaban los $349.170 millones mientras que las deudas superaron el billón de pesos.

Hace unos días, la SuperSalud le puso la lupa también a la EPS Emssanar S.A.S., la cual quedó bajo medida de vigilancia especial sin facultad de poder recibir nuevos afiliados ni aceptar traslados.

El superintendente señaló que estas medidas se seguirán tomando porque es necesario "depurar el sistema de salud de quienes no vienen haciendo bien la tarea”, como los casos de Coomeva, Comparta y Medimás, que han ido saliendo de diferentes ciudades por su mal servicio.

Fuente
LA FM