Corticoides
AFP
8 Sep 2020 10:02 AM

Especialista asegura que corticoides salvará vida de contagiados con coronavirus

Los corticoides no actúan sobre el coronavirus pero previenen la inflamación que el virus produce.
Agencia
AFP

La eficacia probada de los corticoides para los casos graves de COVID-19 supone un "giro espectacular" y permitirá "salvar vidas" tanto en los países ricos como pobres, declaró un prominente especialista y coautor de un estudio sobre la materia.

El doctor Djillali Annane, jefe del servicio de medicina intensiva y reanimación del hospital Raymond Poincaré de Garches, al oeste de París, es coautor de uno de los 7 estudios que confirmaron la eficacia de estos medicamentos y que fueron publicados el 2 de septiembre en la revista estadounidense Jama.

Lea aquí: Aislamiento redujo cifras de dengue, pero continúa siendo un problema sanitario

Para Annane, la influencia en el futuro inmediato de haber demostrado la eficacia de estos corticoides en determinados pacientes, supone un giro espectacular por varias razones. Primero, porque es el primer tratamiento que demuestra tener un efecto beneficioso sobre la supervivencia, con un nivel de certeza muy elevado, apoyado en varios ensayos clínicos realizados en los cinco continentes. 

Segundo, este tratamiento no es solo beneficioso para los pacientes graves en reanimación, sino también para los que se hallan bajo oxígeno. El tratamiento puede justamente impedir que el estado de estos últimos empeore y deban ser trasladados a reanimación.

Tercero, señala el especialista, en los ensayos clínicos publicados hasta ahora, no se detectó ningún elemento preocupante sobre eventuales complicaciones.

Cuarto, y quizás sea la mejor noticia, es que este tratamiento no es caro. Cuesta entre 10 y 40 euros (11,8 y 47,3 dólares) tratar a un paciente y está disponible en todo el mundo, tanto en los países pobres como ricos. Es un tratamiento que podrá salvar vidas tanto en África y América Latina como en Nueva York, París y Tokio".

Annane también explicó que "desde hace 70 años, millones de personas utilizan la cortisona. Es un medicamento que actúa para disminuir una inflamación, independientemente de su origen. En el mundo hay millones de personas asmáticas o que sufren reumatismos articulares que cada día toman corticoides.

Lea además: Ensayos de vacuna rusa contra coronavirus concluye su segunda fase

"Los corticoides no actúan directamente sobre el coronavirus: previenen la inflamación que el virus produce o bien, si esta inflamación ya surgió, disminuye la intensidad y reduce la duración. Pero no es en absoluto un tratamiento preventivo, no hay que tomarlo si no hay síntomas".

Continúa diciendo que la cortisona es una hormona natural que produce nuestro organismo. Por su parte, la dexametasona es una molécula de síntesis a partir de esta hormona natural. Pero hay otras moléculas: la hidrocortisona, que es natural, la metilprednisolona, la betametasona, etc. 

Lo importante es que el hecho de que haya varias moléculas disminuye el riesgo de escasez mundial. Si los efectos solo se lograran con la dexametasona y no con otros corticoides, habríamos temido una avalancha mundial de demandas que nos podría haber dejado sin estas".