WhatsApp-Image-2018-05-01-at-6.15.20-PM.jpeg
El presidente Juan Manuel Santos - SIG
1 Mayo 2018 02:10 PM

Santos, en su último Día del Trabajo como Presidente, dijo que transformó mercado laboral

El Jefe de Estado insistió en que la tasa de desempleo está en un dígito.

El presidente Juan Manuel Santos reveló que durante sus ocho años de gestión ha logrado transformar de manera favorable, el mercado laboral en Colombia.

En alocución este martes festivo, el mandatario sostuvo que algunas cosas que hace 8 años no pasaban:

  1. La tasa de desempleo en un dígito
  2. La formalidad por encima del 50%
  3. Más de 10 millones de colombianos aportando a pensión

Sin embargo, Santos admitió que el reto, sin duda, es seguir avanzando para lograr más y mejor trabajo.

De acuerdo con Santos, en cerca de una década, los colombianos consiguieron trabajo a través del servicio público de empleo.

El jefe de Estado también recordó que el pasado mes registró menos desempleo "en marzo la cifra de desempleo fue de 9,4", lo que significa que 22 millones 62 mil colombianos se encuentran ocupados. De acuerdo con el gobierno, este es el mejor índice para este mes desde 2001.

Otra de las cifras destacadas por Santos en la red social fue que 3,52 colombianos consiguieron trabajo entre 2010 y 2018.

Alocución presidencial

 

Sé que el tema del empleo es una preocupación para muchos colombianos. Y la comparto. Comprendo la angustia de las familias que sufren por la falta de empleo o que solo cuentan con un trabajo precario o informal. 

Por eso desde el principio de mi gobierno, hace ya casi ocho años, nos propusimos como meta reducir el desempleo y defender los derechos de los trabajadores.  

Promover la creación de empleo, empleo digno y de calidad, es fundamental para cumplir la meta que nos propusimos de reducir la pobreza y las desigualdades. 

Y la verdad es que hemos avanzado. Y mucho. Desde agosto de 2010 se han creado más de tres millones y medio de nuevos empleos, la gran mayoría formales. Gracias a ello, hoy hay más trabajadores formales que informales. 

El desempleo se ha mantenido por debajo del 10%, algo que durante muchos años parecía imposible de lograr en nuestro país, cumpliendo así con una promesa de mi campaña. Hoy más de 22 millones de colombianos están empleados. Y tenemos la tasa de desempleo en las zonas rurales más baja de este siglo.  

Lo primero que hicimos fue volver a crear el ministerio del trabajo, para darle a la promoción del empleo y la defensa de los derechos laborales la importancia que deben tener en un país que, como Colombia, ha sufrido durante décadas de altos niveles de desempleo e informalidad. 

A lo largo de estos casi ocho años de gobierno nos hemos dedicado a facilitar la generación de empleo. Para promover la creación de empleos formales y de calidad redujimos desde 2012 los llamados costos parafiscales, o impuestos a la nómina que eran un freno para que las empresas contrataran más personas. 

Para apoyar a los colombianos que buscan empleo y a los empresarios que necesitan trabajadores, creamos en 2013 el Servicio Público de Empleo. Más de un millón ochocientos mil personas han encontrado un empleo formal por este servicio.  

El desempleo afecta más a los jóvenes que necesitan un apoyo especial para conseguir su primer empleo. Para darles mejores oportunidades creamos la ley del primer empleo y acabamos con la exigencia de la libreta militar para acceder a un trabajo. Creamos el programa “40 mil primeros empleos” que superó la meta y permitió que más de 55 mil jóvenes accedieran a su primer trabajo en una ocupación relacionada con su campo de estudio. 

Fortalecimos de manera decidida al Sena para que pudiera formar a más colombianos. Pasamos de 960 mil cupos en 2010 a más de 1.3 millones en 2017. 

Pero más importante aún, revisamos los programas ofrecidos para hacerlos más pertinentes y así lograr que los egresados tuvieran una mejor oportunidad de encontrar un empleo. En 2010, solo 1 de cada cuatro egresados del Sena conseguía un trabajo. Hoy 68% lo logra y la meta es que al terminar el gobierno 75% o sea 3 de cada cuatro egresados encuentre un empleo al terminar su formación. 

Ampliar los derechos de los trabajadores y la cobertura de la seguridad social han sido también una prioridad en estos años: 

Los afiliados a pensiones pasaron de menos de 7 millones de trabajadores en 2010 a más de 10 millones el año pasado. Y los afiliados a las cajas de compensación pasaron de 6 millones a 9.5 en el mismo lapso. 

En el 2013 creamos el Mecanismo de Protección al Cesante. Desde su implementación, más de 380 mil personas que perdieron su empleo se han beneficiado con el pago del aporte a la pensión, la salud, y el subsidio familiar por seis meses y un bono de alimentación de hasta 1,5 salarios mínimos. 

Hicimos obligatoria la afiliación de los trabajadores del servicio doméstico al sistema de subsidio familiar así como el reconocimiento de la prima de servicio.

Ampliamos también la licencia de maternidad de 14 a 18 semanas. 

Y si hay un derecho importante es el derecho a la pensión. Aquí hicimos una gran reforma. Acabamos con el viejo Instituto del Seguro Social, plagado de corrupción e ineficiencia y creamos Colpensiones. Gracias a eso nos pusimos al día con más de 350 mil personas que llevaban años esperando que les reconocieran su derecho a la pensión. Hoy, sacar una pensión –que antes se demoraba hasta 10 años— ¡se obtiene en menos de un mes y medio!

Pero muchos colombianos trabajadores no han podido ahorrar para su futuro. Para ellos creamos el programa de los Beneficios Económicos Periódicos. La persona ahorra lo que puede, cuando puede. Y Colpensiones pone otro tanto. Ya son más de un millón de personas vinculadas al programa y vamos a vincular a 200 mil más antes de terminar el gobierno. Con este programa tienen la tranquilidad de contar con un ingreso para cuando llegue la edad de retirarse.  

Sin embargo hay muchos colombianos ya en edad de retiro que no cuentan con una pensión o un ingreso mínimo. Por eso triplicamos el número de viejitos atendidos por el programa Colombia Mayor, que hoy apoya a más de 1.5 millones de personas de la tercera edad en todos los municipios del país. 

En estos ocho años hemos siempre privilegiado el diálogo social y la concertación. Respetamos siempre el derecho a la protesta. Para este año y por tercera vez, logramos un acuerdo para el incremento del salario mínimo con las centrales obreras y los empresarios. 

En todos y cada uno de estos ocho años el salario mínimo se incrementó por encima de la inflación. los ingresos del 20% más pobre de la población crecieron 5 veces más –5 veces!—que los del 20% más rico. Eso ayudó a disminuir la desigualdad, aunque nos falta mucho, muchísimo. Y con los trabajadores del sector público también logramos acuerdos sobre sus condiciones laborales y aumentos salariales, por encima de la inflación. 

Estos avances en la protección de los derechos laborales han sido reconocidos por la Organización Mundial del Trabajo que por primera vez nos sacó de su lista negra. 

Colombianos, 

Sé que nos falta mucho por hacer. A pesar de haberla reducido mucho, tenemos aún una tasa de desempleo demasiado alta. 

Pero lo cierto es que crear más de tres millones y medio de nuevos empleos en estos ocho años, mejorar la cobertura de seguridad social para millones de colombianos, garantizar sus derechos laborales, abrir oportunidades de empleo para los jóvenes son logros muy significativos que nos dan razones para ser optimistas, para  perseverar porque nos muestran que estamos en el camino correcto. 

Generar más y mejores empleos, seguir reduciendo la informalidad, garantizar los derechos laborales de los colombianos, ha sido y seguirá siendo prioridad de mi gobierno hasta el último día, así solo me queden tres meses, y deberá serlo del próximo, sea cual sea.