Plenaria del Senado de la República
Plenaria del Senado de la República.
RCN Radio
5 Nov 2020 01:39 PM

Reforma política sigue viva en el Senado

Se trata de un acto legislativo que también propone listas cerradas paritarias para las elecciones del Congreso.
Daniel Jerez
Daniel
Jerez
@DanielJerezP

La plenaria de la Cámara de Representantes decidió archivar por mayoría la reforma política que se tramitaba en esa corporación y que proponía entre otras cosas, implementar las listas cerradas paritarias para las elecciones a corporaciones públicas.

Sin embargo, en el Senado de la República hace trámite un acto legislativo similar que también pretende cambiar las reglas establecidas en la Constitución, para el funcionamiento del sistema político colombiano.

Lea aquí: Tiroteo cerca a Liceo Francés, en Bogotá, dejó varias viviendas afectadas

Dicha iniciativa de autoría del Partido Liberal, también plantea la posibilidad de cerrar de manera alterna cada cuatro años las listas para el Congreso, las Asambleas y los Concejos municipales y crear mayores garantías para las mujeres en el ejercicio de la política.

Este proyecto que ya fue aprobado en primer debate en la Comisión Primera del Senado, reglamenta la figura de la escisión de los partidos, la cual le permitiría a los congresistas o militantes de las colectividades retirarse para fundar nuevos movimientos o unirse a otros ya conformados, cumpliendo algunas condiciones.

Asimismo, se propone la creación de un Tribunal Electoral que estará adscrito al Consejo de Estado y que se encargaría de tomar las decisiones de carácter jurisdiccional que actualmente tiene el CNE.

Lea también: Mendigo ayudó a dos niños perdidos que su madre dejó por irse de fiesta

De otro lado, la reforma política que se tramita en el Senado establece el congelamiento del salario de los congresistas por cuatro años, lo cual significaría una reducción considerable en el sueldo que reciben todos los meses. 

Otro de los artículos también busca armonizar la legislación colombiana con el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre el caso de Gustavo Petro, que estableció que ninguna autoridad administrativa como la Procuraduría o la Contraloría, puede destituir funcionarios de elección popular, dejándole esa facultad exclusiva a los jueces penales.