Antonio Navarro Wolff
Antonio Navarro Wolff
RCN Radio
18 Feb 2019 07:23 PM

Navarro Wolff anuncia que Alcaldía de Bogotá 2019 serán sus últimas elecciones

El precandidato habló del Metro, Transmilenio y su campaña a la Alcaldía de Bogotá.
Mateo Chacón
Mateo
Chacón
@DMateoChacon

Las pasadas elecciones legislativas llamó la atención que entre la lista de la Alianza Verde no figuraba el nombre de uno de los personajes más influyentes de la colectividad, Antonio Navarro Wolff, quien aseguró que no iría al Congreso para buscar un nuevo reto, tal vez el último de su carrera política: la Alcaldía de Bogotá.

El hoy exsenador y precandidato busca llegar al Palacio Liévano y convertirse en el nuevo alcalde de la capital en las elecciones del próximo 27 de octubre.

Ante esto, La FM habló con Navarro Wolff, quien explicó el modelo de ciudad que buscará traer a la capital en caso de ser elegido alcalde u su opinión frente a varios aspectos de la gestión de la actual administración.

Lea también: Claudia López, confirmada como candidata para la Alcaldía de Bogotá

¿Cuál es uno de los principales retos que afrontará el próximo alcalde?

Bogotá es una ciudad en la que hacer cualquier cosa requiere de un proceso muy complejo, lleno de pasos, requisitos y condiciones. Hay que simplificar los procedimientos del Distrito.

Por ejemplo, legalizar un barrio pasa por muchas etapas en la Secretaría de Hábitat. Una vez se cumple esto, pasa a Planeación, donde repite los pasos y le ponen otros más. Eso sucede en todo. Pavimentar una cuadra puede tomar hasta dos años entre licitaciones, estudios y ejecución.

¿Cómo solucionarlo?

Por medio de la participación. Los bogotanos están frustrados porque no hay participación efectiva. Hay muchos mecanismos de opinión, pero las decisiones no las toman los que participan, sino los funcionarios.

Hay que poner a funcionar mecanismos que produzcan resultados. Creo que no se ha hecho todo lo que se puede hacer en términos de comunicación digital con los ciudadanos, que incluyan propuestas de las personas y su aplicación por parte del Distrito. Esto lo hacen muchas ciudades del mundo, en Madrid, Barcelona, Chicago, París, Nueva York, entre otras.

Desde campaña me he encontrado con personas que me invitan a desayunar o almorzar, y de ahí aprendo mucho de la ciudad. Algo que sé que funciona por mi experiencia como alcalde en Pasto es que es necesario estar siempre cerca de la gente. Allá dio resultado y quiero hacerlo en Bogotá. Siempre tuve la duda de cómo hacerlo en una ciudad tan grande, pero ya, con el avance digital, se puede lograr.

¿Cuál es la manera de alcanzar esos resultados?

La gente debe ver que lo que propone y decida se vuelva realidad. Se logra con un equipo que responda y esté atenta a los resultados de estos mecanismos. Hay que tener en cuenta que esto no es lo que la gente diga y punto.

Si le decimos a la gente "tome la foto de un hueco y el hueco será tapado", no vamos a poder responder. Si uno propone eso y no cumple, la gente se desestimula.

Los mecanismos deben ser diseñados para que lo que se proponga, sea posible de responder con resultados. Por ejemplo, los presupuestos participativos sí son alcanzables en cosas como esta: que digan los ciudadanos cómo quieren que se distribuyan los $120.000 millones de presupuesto anuales para Suba por medio de sus propuesto. Eso sí se puede manejar por medio de un equipo grande y plataformas robustas.

Lea también: Diego Molano llama 'pastuso' a Navarro Wolff y levanta intensa polémica 

El próximo alcalde encontrará varios proyectos de movilidad avanzados, como Transmilenio por la Carrera Séptima, que el Distrito espera dejar contratado. ¿Qué opina de este proyecto?

Me parece que es innecesario. La movilidad en el sector se puede resolver de otra manera. Teniendo un metro cerca no va a ser necesario el primer tramo del proyecto. Hacia el norte se puede hacer Regiotram, que va por la vía férrea hacia los municipios de las afueras. Sinceramente creo que esta es una decisión innecesaria e inconveniente. Si dejan firmados los ocho contratos en los que dividieron el proyecto es muy difícil reversarlo.

¿Y en cuanto al metro?

Más allá de la discusión de si es elevado o subterráneo (hubiera preferido la segunda opción), la cuestión es dónde termina el metro. No es aceptable que termine en la calle 72. Debe llegar mínimo hasta la calle 100. Si para financiar ese tramo que falta no hay que construir otras troncales de Transmilenio, yo elegiría esa opción.

Antonio Navarro Wolff
RCN Radio
Antonio Navarro Wolff

Se habló también de peatonalizar la Avenida Caracas...

Me parece una mala idea. Buena idea es trabajar más en ciclorrutas que no vayan por las aceras, que puedan ser por avenidas como la Séptima o la Caracas. Esa idea me gusta. Pero peatonalizar una vía como esta creo que es una necedad.

Por estos días suena mucho el tema de los vendedores ambulantes. ¿Cómo debe tratarse este tema?

Mi postura es muy diferente en este tema a la del gobierno actual. Si una persona está trabajando honradamente, hay que dejarlo trabajar. Hay que buscar que se organice, que lo haga mejor, que estorbe menos en la calle.

Eso de estar levantando a la gente es una equivocación. Además, hay una sentencia de la Corte Constitucional que dice que usted no debe reubicar a vendedores que estén en la calle al menos que se garantice que en el sitio de reubicación se les dé el mínimo vital.

Lea también: Hollman Morris ratifica su candidatura a la Alcaldía de Bogotá

Por cuestiones ambientales se implementó el pico y placa todo el día de manera temporal. ¿Se debe mantener la medida de forma permanente?

No. Eso conduce a que haya más carros, a que la gente compre un segundo carro o una segunda moto. Terminamos creando una situación peor a la que teníamos y va a haber una mayor congestión. Creo que una mezcla de pico y placa en horas pico y no restricción en horas valle es lo mejor.

Lo que tenemos estos días es una situación de emergencia por la inversión térmica propia del verano. Pero pasado este momento, es necesario trabajar en encontrar cómo resolvemos para que estas situaciones no se vuelvan a presentar.

Continuando con el tema del medio ambiente, ¿se debe intervenir la reserva Vander Hammen?

Cuando yo sea alcalde ni una vivienda se construirá en la reserva Thomas Van der Hammen. Creo que la oportunidad tener 1.400 hectáreas de reserva es muy atractiva para una ciudad como Bogotá.

Lo que hay que hacer es comprar los predios para convertirla en una reserva real. Eso no vale tanto. En una estimación de costos, sí es suelo rural y reserva, se compraría por $350.000 millones de pesos, que puede ser en cuotas.

¿Estas son sus últimas elecciones?

Es muy probable que sean mis últimas elecciones. No quiero que me pase lo de un personaje que se sentaba en la silla del Senado y ya era una persona demasiado mayor. Ojalá me den la oportunidad de me permita dejar una herencia a la Bogotá en la que he vivido los últimos 25 años, la ciudad en la que me voy a morir.

¿Cómo quiere que lo reconozcan una vez terminado el próximo periodo de ser elegido alcalde?

Quiero que me vean como el alcalde que logró que Bogotá tuviera un mecanismo abierto de participación efectivo, que logró que gobierno y ciudadanos trabajaran juntos. si soy capaz de lograr eso, ya quedo satisfecho.

Antonio Navarro Wolff, exsenador

0:27 5:25
Fuente
Sistema Integrado Digital