000_IU6E6.jpg
AFP
29 Abr 2018 06:17 AM

Iván Márquez: Esto ya es el colmo

El otrora jefe guerrillero acusó al fiscal Néstor Humberto Martínez de estar detrás de ese señalamiento en su contra.

El sábado en la noche estalló un nuevo escándalo en el país por cuenta de la publicación del diario The Wall Street Journal de un artículo donde señala que Estados Unidos tiene pruebas que comprometerían a Iván Márquez en negocios de narcotráfico. De acuerdo a este medio, en poder de las autoridades hay audios y videos obtenidos después de la firma del Acuerdo de Paz en diciembre de 2016 que lo relacionan con un cartel mexicano.

Lógicamente, Iván Márquez desestimó esa versión y consideró que es el “colmo” que le quieran relacionar con actividades ilícitas después de haber suscrito la paz con el gobierno de Juan Manuel Santos.

(Lea: Iván Márquez en líos: The Wall Street Journal dice que hay pruebas contra el exguerrillero)

 

“Esto ya es el colmo. Como lo dije, el fiscal y todos los que están detrás de él, quieren llevarse el proceso de paz al infierno. Es hora que el país reaccione”, insistió.

Al respecto, también pasó a acusar al fiscal Néstor Humberto Martínez de querer entorpecer la implementación de lo pactado para haber entregado las armas, iniciar la desmovilización y hacer el tránsito hacia la política.

(Lea: Fiscalía no posee investigación por narcotráfico contra Iván Márquez)

 

Detrás de todo está el Fiscal General Néstor Humberto Martínez que es un tipo definitivamente dañado. Está utilizando refritos para hundir la esperanza de paz”, enfatizó.

Iván Márquez, quien en las últimas horas se reunió con Eamon Gilmore, enviado especial de la Unión Europea para el proceso de paz, y Jean Arnault, delegado de la ONU, no ocultó que la paz atraviesa el momento más crítico.

“El proceso de paz atraviesa el momento más crítico tras su firma por el Estado colombiano y las Farc. La paz y la situación de Jesús Santrich hicieron parte de la agenda de esa reunión”, señaló.

Iván Márquez actualmente permanece en el espacio territorial de Miravalle en el departamento de Caquetá, zona ocupada por quienes están en el proceso de desmovilización de las Farc.