Iván Duque, presidente de Colombia
Iván Duque, presidente de Colombia
Foto: Colprensa
7 Ago 2018 03:51 PM

No tengo enemigos ni contendores políticos: Iván Duque

Duque, en su primer discurso como Presidente de la República, dijo que hay que superar los dogmatismos.
Gustavo Gómez Martínez
Gustavo
Gómez Martínez

Iván Duque se posesionó este martes 7 de agosto como Presidente de la República de Colombia.

En su primer discurso como primer mandatario, Duque aseguró que llega a la Presidencia "una nueva generación, motivada por el servicio y no por el ejercicio vanidoso del poder".

Además, afirmó que esta "generación" está llamada a "gobernar libre de odios, de revanchas, de mezquindades".

Asimismo, dijo que quería superar la polarización del país y superar las divisiones entre izquierda y derecha, las cuales estuvieron muy presentes en esta campaña presidencial.

"Quiero gobernar a Colombia con valores y principios inquebrantables, superando las divisiones de izquierda y derecha, superando con el diálogo popular los sentimientos hirsutos que invitan a la fractura social", declaró Duque.

"Quiero gobernar a Colombia con el espíritu de construir, nunca de destruir", enfatizó.

El presidente Duque aprovechó este tema para referirse al Bicentenario de la Independencia de Colombia, pues el 7 de agosto de 2019 se cumplen 200 años de la Batalla de Boyacá, y dar un mensaje en torno a la unión.

 

"Este será el gobierno del Bicentenario y todos construiremos la Colombia del Bicentenario, para lo cual más allá de las celebraciones tradicionales debemos hacer reflexiones profundas sobre nuestro pasado y nuestro futuro", dijo.

También se refirió a la Patria Boba, ese periodo en la historia de Colombia posterior al 20 de julio de 1810, cuando las divisiones dentro de la Nueva Granada fueron aprovechadas por los españoles para la reconquista.

En este punto, Duque rechazó los radicalismos: "El pasado también nos enseña que los dogmatismos pueden llevarnos a grandes fracasos".

"El amanecer independentista fue opacado por la Patria Boba, y durante varias décadas de la República las guerras entre hermanos que dejaron dolor y muerte, y las rencillas de la pequeña política trajeron consigo inestabilidad institucional y retrasos en el proceso de desarrollo", añadió.

De otro lado, en su balance sobre el gobierno de Juan Manuel Santos, Duque mencionó a los líderes sociales asesinados.

 "Recibimos un país convulsionado. Más de 300 líderes sociales han sido asesinados en los últimos dos años, los cultivos ilícitos se han expandido exponencialmente en los últimos años, bandas criminales aumentan su capacidad de daño en varias regiones del país", indicó el presidente.

Asimismo, aseguró que "se han hecho promesas y compromisos con organizaciones sociales", pero que no se ha asegurado el financiamiento para estos compromisos.

Asimismo, indicó que su gobierno dialogará con los ciudadanos en las regiones de forma permanente, "buscando opciones para atender sus necesidades".

Finalmente, reiteró su voluntad de superar las divisiones. "No reconozco enemigos, no tengo contendores políticos. Mi único deseo es gobernar para todos y con todos los colombianos".

En varios campos tiene que cumplir difíciles objetivos.
Fuente
Sistema Integrado Digital