Gustavo Petro y Rodolfo Hernández
Prensa Rodolfo Hernández
1 Jul 2022 05:44 PM

En medio de un abrazo, Petro le pidió perdón a Rodolfo Hernández por hacerle daño en campaña

Hernández aseguró que no le vio nada de malo porque fue Petro el que se lo pidió.
Daniel Jerez
Daniel
Jerez
@DanielJerezP

El ingeniero Rodolfo Hernández se pronunció, durante una transmisión en vivo en sus redes sociales, sobre la reciente reunión que sostuvo con el presidente electo, Gustavo Petro, luego de las elecciones presidenciales.

Pese a las críticas que recibió por cuenta de varios de sus votantes por darle un abrazo en medio de este encuentro, Hernández aseguró que no le vio nada de malo porque fue Petro el que se lo pidió.

Lea además: Carlos Amaya niega que vaya a ser MinAgricultura en el Gobierno de Gustavo Petro

El excandidato, que quedó en segundo lugar en los pasados comicios, reveló que durante ese abrazo Petro le pidió perdón por haberle hecho daño durante la campaña política.

“Gustavo Petro apenas me vio me pidió que me levantara, que quería darme un abrazo con el fin de que decirme perdóneme todo lo que lo lastimé, eso me lo dijo, pues yo me quedé sorprendido, yo lo abracé, él me abrazó y yo no creo que eso tenga algo de malo, al contrario”, sostuvo.

Dijo que después de la segunda vuelta presidencial muchas personas le pidieron demandar la elección, pero nadie le llevó una prueba.

“Con todo el respeto de las personas que me llamaron a decirme que demandara e impugnara la elección, nadie me trajo una prueba. Aquí hay una fosforera y yo habría podido activarla y eso genera violencia y esa violencia se enfrenta el pueblo contra el pueblo uniformado”, manifestó.

El ingeniero afirma que reconoce que perdió, pero eso no le da derecho a cuestionar unos resultados solo para darle gusto a su ego. “Yo no puedo ponerme a prejuzgar para darle gusto a mi ego, así haya unas sospechas, pero nadie me trajo la prueba, yo no la tengo y creo que nadie la tiene. Que tal que a estas alturas de la vida hubieran vuelto pedazos a Bucaramanga, Piedecuesta, Florida, Girón, a Bogotá, a Cali, a Medellín, cuando la gente se está muriendo de hambre”, añadió.

En su declaración, el excandidato Hernández arremetió contra el presidente Iván Duque y afirmó que el legado que le dejó al país después de haber estado cuatro años en el poder, es muy malo.

“Nos dejó un déficit de 85 billones de pesos, se intensificó la línea de pobreza, la evasión y la elusión de muchos contribuyentes se acrecentó, el debido cobrar en las cuentas del Ministerio de Hacienda igualmente, es como cuando dicen las señoras, echan la mugre debajo de la alfombra y nos van a dejar ese mugre para que nosotros lo recojamos y eso hay que decirlo con todo el respeto por el presidente Duque, fue desastroso lo que nos dejó y eso toca recomponerlo”, señaló.

Dijo que desde el Senado de la República, con su equipo de trabajo, emprenderá las acciones para conocer de primera mano como quedaron las finanzas públicas después de esta administración.  

Anunció que seguirá trabajando para combatir la corrupción en Colombia y para que se le quite el manejo de la “chequera del Estado” a los funcionarios que se roban los recursos.

Consulte aquí: Gustavo Petro y la voces que le proponen hacer una reforma política

Además, Hernández espera trabajar de la mano con el presidente de la República, Gustavo Petro, para sacar adelante el país, razón por la cual lo invitará a Bucaramanga para que se ponga en marcha un ambicioso programa de saneamiento básico y de infraestructura para el oriente colombiano.  

“Ya no más peleas, no más muertos, no más desilusiones, tenemos que mirar un nuevo horizonte para ver como mejoramos las condiciones de vida de todos los colombianos, para lograr que suban un escalón en el bienestar”, anotó.

Finalmente, Rodolfo Hernández confirmó que ya elevaron la solicitud ante del Consejo Nacional Electoral (CNE) para que la Liga de Gobernantes Anticorrupción reciba personería jurídica y se convierta en partido político. Cuando la solicitud sea aceptada, convocarán una asamblea nacional en la ciudad de Bucaramanga, con delegados de todo el país, para constituir oficialmente la colectividad.