Marta Lucía Ramírez e Iván Duque, vicepresidenta y presidente de la República, respectivamente
Marta Lucía Ramírez e Iván Duque, vicepresidenta y presidente de la República, respectivamente
Foto de Colprensa
11 Jun 2020 06:37 PM

Duque dice que no se puede enlodar a la vicepresidenta por su hermano

El presidente asegura que siempre se ha visto Marta Lucía Ramírez "entregada a servir a Colombia".
Cynthia Vargas Castillo
Cynthia
Vargas Castillo
@otraperiodista

El presidente de la República, Iván Duque, salió en defensa de la vicepresidenta Marta Lucía Ramirez, luego de que se conociera el caso de Bernardo Ramírez, su hermano, que estuvo en prisión en Estados Unidos por tráfico de estupefacientes y salió libre hace 18 años.

“Pretender enlodar a una mujer digna y valerosa por la conducta de un familiar es un acto de vileza y difamación. Marta Lucía Ramírez ha sido ministra, embajadora, senadora, candidata a la Presidencia, después de esa tragedia, y siempre la hemos visto entregada a servir a Colombia”.

"Hace 23 años Ramírez y su familia vivieron una tragedia por el delito cometido por un ser querido. Sobreponiéndose a esa lamentable situación, le ha servido al país con honorabilidad y entrega patriótica", dijo Duque, que además incluyó en su mensaje de apoyo el numeral #ApoyoALaVice. 

Lea también: En julio iniciarán las rutas piloto para reactivar los vuelos nacionales

El caso fue mencionado por el senador Gustavo Petro, al inicio de la plenaria del Congreso de este jueves, en la que aseguró que la vicepresidenta pagó en Estados Unidos la fianza de su hermano, Bernardo Ramírez.

“El hermano de la vicepresidenta introdujo a los Estados Unidos más de 100 cápsulas de heroína utilizando a dos mulas, desde el Urabá hasta el Estado de la Florida, y la misma vicepresidenta en ese momento pagó 150.000 dólares a la justicia norteamericana para la liberación de su hermano. Esta investigación la hicieron los periodistas Julián Martínez y Gonzalo Guillén”, dijo Petro.

La vicepresidenta, por su parte, reconoció que su hermano pagó una condena de cuatro años y medio y aclaró que no pagó una fianza, sino firmó una garantía para que se presentara ante la justicia.

"Esta experiencia familiar, que lamentablemente hemos vivido, me ha llevado a luchar sin descanso por lograr que los jóvenes de nuestro país tengan oportunidades y trabajen honestamente por salir adelante sin dejarse atraer por la tentación del dinero fácil", dijo Ramírez.

"Lamento que mis enemigos políticos decidan acudir a la bajeza de estos ataques contra una mujer que lo único que ha hecho es trabajar honestamente y sin descanso por Colombia. Los ataques contra mi familia hacen parte de una estrategia sistemática para desacreditarme", añadió.