Consulta anticorrupción, el nuevo plebiscito por la paz
Consulta anticorrupción, el nuevo plebiscito por la paz
Inaldo Pérez
26 Ago 2018 02:23 PM

Consulta anticorrupción, la nueva decepción tras el plebiscito

La iniciativa no alcanzó por muy poco el umbral de doce millones de votos.
David Aponte
David
Aponte Caballero
@apontecaballero

Este domingo 26 de agosto Colombia acudió a las urnas para participar de la consulta anticorrupción, una iniciativa popular promovida por cuatro millones de firmanes que eran liderados por la Alianza Verde, Claudia López y Angélica Lozano.  

A pesar de que las promotoras de la consulta buscaban atacar un "mal que se ha enquistado en las más altas esferas del poder en Colombia", algo más del 66% de los colombianos no atendieron el llamado y la consulta no pasó.  

La iniciativa estaba compuesta de siete propuestas en las que los ciudadanos debían votar sí o no en cada una de ellas, pero los 11.604.566 millones de votos (con un 99.11% del preconteo) no fueron suficientes para dar vía libre a las iniciativas incluidas en cada una de las preguntas.  

Entre las propuestas del tarjetón estaban reducir el salario de los congresistas y los altos funcionarios del Estado, que los condenados por corrupción y delitos contra la administración pública no tengan reclusión especial mientras pagan su condena, que todas las entidades públicas y territoriales estén obligadas a utilizar pliegos tipo al momento de celebrar todo tipo de contratos y la obligación de realizar audiencias públicas para decidir sobre el desglose y priorización del presupuesto nacional

De igual forma, la consulta proponía que los congresistas tuvieran la obligación de rendir cuentas anuales sobre su participación y gestión, que todos los funcionarios elegidos por voto popular hicieran públicas sus declaraciones de renta y establecer un límite de máximo tres periodos para ser elegidos

Cabe destacar que, en total, 36'227.267 colombianos estaban habilitados para votar y se requerían 12.140.342 de votos para que la consulta fuera aprobada

Este umbral es el más alto de la Constitución Política y corresponde al 33% del potencial de sufragantes en el país. 

Como la consulta no fue aprobada, el Congreso no tiene la obligación de volver ley cada uno de los puntos expuestos en la iniciativa. 

Varios sectores políticos han señalado que este resultado ha sido una fuerte derrota para las promotoras López y Lozano. Además, se ha afirmado que se dejó pasar una gran oportunidad para derrotar a la corrupción que tanto daño le ha hecho al país. 

Según el Índice de Percepción de la Corrupción, que publica cada año la ONG Transparencia Internacional, Colombia se ubica en el puesto 96 entre 180 países, siendo el primero el más limpio. En el último año y medio, la Fiscalía ha procesado a unas 2.200 personas por casos de corrupción en gobiernos locales.  

La principal causa de la no aprobación fue el alto umbral que requería la consulta, pues Colombia es un país donde el sufragio no es obligatorio y la abstención –en elecciones típicas como Congreso y Presidencia– llega a ser de hasta un 50%.  

Este episodio recordó el dantesco escenario vivido en Colombia en 2016 con el plebiscito por la paz. Dicha jornada democrática estaba diseñada para refrendar los acuerdos de paz y superar la página del conflicto con las Farc. Sin embargo, la iniciativa fue rechazada por los promotores del 'NO', que ganaron aquel 2 de octubre.  

Vale la pena recordar que el 'sí' logró el 49,79 %, mientras que el 'no' desaprobó los acuerdos de paz con un 50,21 %. Esta fue la mayor derrota del entonces presidente Juan Manuel Santos durante su mandato, pues posteriormente confesó que no esperaba que ganara el 'no' y afirmó que nunca pensó en un plan 'B', confiado en que lograría una victoria.  

Después de que la estrecha mayoría se expresó en contra del acuerdo de paz para acabar el conflicto con la exguerrilla Farc, el gobierno de Santos se vio obligado a hacer ajustes para lograr su implementación.