La Coalición de la Esperanza en la Casa de Nariño
Alianza Verde
7 Jun 2021 06:02 PM

Coalición de la Esperanza expresó a OEA su punto de vista frente a la situación en el país

En una reunión que se adelantó de manera virtual, la Coalición de la Esperanza expresó su punto de vista frente a la situación del país.
Katherine Leal
Katherine
Leal
@KT_Leal

Integrantes de la Coalición de la Esperanza se reunieron este lunes con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, para dar a conocer su punto de vista frente a la situación que se presenta en el país, en el marco del paro nacional que inició el pasado 28 de abril.  

En la reunión que se adelantó de manera virtual, participó Humberto de la Calle, Juan Fernando Cristo, Sergio Fajardo, Juan Manuel Galán y Jorge Enrique Robledo, como voceros del movimiento político.  

Lea también: CIDH se dispone a verificar en terreno denuncias de violaciones de DD.HH.

Los de la coalición aseguraron que le expresaron a Almagro que la actual situación que vive el país “se debe a la muy regresiva reforma tributaria que intentó el Gobierno del presidente Iván Duque y al enorme sufrimiento social que se expresa, entre otras dolorosas realidades, en niveles intolerables de desempleo, pobreza y miseria”. 

"El gran vigor de estos reclamos (...) también obedece a la indignación causada por numerosas víctimas mortales por disparos de miembros de la Fuerza Pública y que estos hayan tolerado que civiles disparen contra multitudes desarmadas, en especial de jóvenes, violando los derechos humanos, los pactos internacionales suscritos por Colombia y la Constitución y las leyes de la república", reveló el movimiento a través de un comunicado.  

Le puede interesar: Rescatan a adulto mayor que era maltratado por mujer en Bucaramanga

Durante la reunión, los voceros de la Coalición de la Esperanza también expresaron su satisfacción "por la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y consideramos que es legítimo y legal que los colombianos ejerzan su derecho democrático a protestar contra los gobiernos y a hacerles peticiones".  

Sin embargo, advierten que estos "reclamos no deben usar la violencia contra nadie ni destruir propiedad pública y privada, ni impedir las relaciones económicas y sociales entre los ciudadanos".