Álvaro Uribe, evocando sus años de caballista
Álvaro Uribe, evocando sus años de caballista
Colprensa
13 Jul 2018 12:56 PM

Álvaro Uribe, luego de caerse de un caballo, evocó sus épocas a lomo de mula

“No hay nada mejor para disfrutar paisajes de Colombia, que el lomo de una mula”, dijo.
Germán
Germán
Espejo
@gerespejo

Hace exactamente diez días se conoció que el expresidente Álvaro Uribe Vélez se accidentó mientras estaba en su finca en Córdoba. Ese día trascendió que el senador del Centro Democrático, mientras trabajaba en el campo, se cayó de una potranca y se fracturó una costilla.

Empezaba temporada de trabajo en el campo, al cruzar un caño se partió la cincha de una potranca, al caer me fracturé una costilla”, escribió Uribe en su cuenta en Twitter.

Hubo conmoción en el uribismo por la delicada situación que se registró con su máximo líder, al conocerse que debió ser atendido de urgencia en el Hospital de Montería y se confirmó la fractura que sufrió ese día.

Hasta el propio presidente electo Iván Duque escribió así al conocer del accidente: “Hace pocos minutos tuve la oportunidad de hablar con el expresidente Álvaro Uribe Vélez y me alegra saber que está bien de salud. Esperamos su pronta recuperación”.

Hoy en día, mientras se recupera de la fractura, Uribe evocó sus épocas de caballista y lanzó en sus redes sociales un mensaje recordando los años de antaño mientras permanecía montado en estos animales.

No hay nada mejor para disfrutar los bellos paisajes de la Patria, que el lomo de una mula”, envió a través de Instagram en una #TBT (Throwback Thursday - Jueves de antaño)

 

No hay nada mejor para disfrutar los bellos paisajes de la Patria, que el lomo de una mula #tbt

Una publicación compartida por Álvaro Uribe Vélez (@alvarouribevelez) el 12 de Jul de 2018 a las 5:31 PDT

No es la primera vez que Uribe expresa su amor por los caballos. Pocos días después de haberse posesionado como presidente en 2002, comparó el Gobierno con la doma de los caballos, en una metáfora que se hizo célebre: “El caballo exige que, antes de pensar en disciplinarlo, uno tenga que disciplinarse a sí mismo para lograr el equilibrio. Porque el caballo no acepta zalamería ni maltrato; exige equilibrio. Lo mismo que exige el Gobierno”.

Además, basta dar una mirada a YouTube para ver al expresidente como un experto chalán, donde inclusive se mostró montado en un caballo con una tasa de tinto en la mano sin que se regara ni una gota de la exquisita bebida.

Fuente
Sistema Integrado Digital