Recluso se fuga de la cárcel Bellavista y deja carta ofreciendo disculpas

Foto: José Edilberto Muñoz y la carta que dejó - suministrada a LA FM

El interno se fugó cuando estaba en las granjas del penal, una zona donde se ubican a los presos que mejor conducta tienen.

José Edilberto Muñoz Echavarría, un recluso sentenciado a 13 años de prisión por abuso sexual de una menor de edad, de los cuales ya pagó nueve, se fugó de una granja ubicada en el interior de la Cárcel Nacional Bellavista del Distrito Judicial de Medellín.

LEA TAMBIÉN: Guardia de La Picota dejó salir a guerrilleros de las Farc para que fueran por trago

En una carta que dejó en su celda, Muñoz Echavarría ofreció disculpas a los guardianes y aseguró que no está dispuesto a pagar otra condena de 20 años de prisión que le sería notificada en los próximos días.

La carta que el preso dejó.

El defensor de derechos humanos de la población carcelaria en Antioquia, Jorge Carmona Vélez, confirmó la fuga y denunció que estos hechos ocurren porque el penal tiene apenas 40 guardias para más de tres mil internos.

“Las principales víctimas son los guardianes del INPEC, sería un señalamiento injusto si los culpan por esto. Bellavista ha tenido un tope hasta 7 mil internos, donde solo hay 40 unidades de guardia para esta cantidad de personas”.

LEA TAMBIÉN: Procuraduría abrió indagación por fuga de presos en La Picota

Por su parte, el presidente del sindicato de guardianes del Inpec en Antioquia, Dragoneante Luis Alberto Pinzón Zamora, aclaró que la graja no tiene vigilancia ni cámaras de seguridad y que José Edilberto Muñoz gozaba de confianza, porque había pagado más de la mitad de la pena y siempre tuvo buen comportamiento.

Este caso se suma al ocurrido en la cárcel La Picota de Bogotá, donde dos excombatientes de las Farc embriagaron a un dragoneante del Inpec y luego se fugaron, en un hecho que prendió nuevamente las alarmas por falta de seguridad en los principales centros de reclusión del país.

De hecho, la Procuraduría ya abrió una indagación preliminar por los hechos que ocurrieron al interior de la cárcel La Picota, que permitieron la fuga de dos presos del pabellón donde se encuentran todos los excombatientes de la guerrilla de las Farc.

La indagación esta encaminada a analizar si algún funcionario del Inpec o dragoneante habría incurrido en algún descuido de sus labores, lo que constituiría una falta disciplinaria que llevó a la fuga.