Guardia de La Picota dejó salir a guerrilleros de las Farc para que fueran por trago

Foto: John Alejandro Gutiérrez Rincón y Olmedo Vargas Padilla, guerrilleros de las Farc / Foto del Inpec

Los subversivos, al ver que el dragoneante les abrió la puerta, se marcharon. El coronel Germán Ricaurte, director de la cárcel La Picota, entregó en LA FM más detalles.

Dos excombatientes de las Farc se fugaron de la cárcel La Picota de Bogotá. Según el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), los dos hombres fueron identificados como John Alejandro Gutiérrez Rincón y Olmedo Vargas Padilla, que se escaparon a las 20.44 de este sábado.

Gutiérrez Rincón había entrado en prisión el 21 de noviembre de 2003 con una condena de 40 años por los delitos de secuestro extorsivo y concierto para delinquir, mientras que Padilla había entrado el 30 de noviembre de 2017 y se había postulado al proceso de Justicia y Paz.

Por su parte, Gutiérrez Rincón pidió ser cobijado con los beneficios de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) incluida en el acuerdo de paz entre el Gobierno colombiano y las Farc, al argumentar que había pertenecido a esa guerrilla. Sin embargo, la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá negó dicha solicitud puesto que consideró que había cometido esos delitos para su lucro propio.

Acerca de Vargas Padilla, se trata de un desmovilizado del Frente 15 de las Farc que fue detenido por hurto y que actualmente tiene un proceso en curso en la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá.

En diálogo con LA FM, el coronel Germán Ricaurte, director de la cárcel La Picota, confirmó las versiones según las cuales el dragoneante Gilberto Vargas Manrique se embriagó junto a los guerrilleros de las Farc, al punto de que les abrió la puerta del penal para que fueran a traer más licor.

“Es posible que así haya sido. Al interior de los patios muchas veces hay fabricación de licor artesanal y seguramente la debilidad de este funcionario hizo que ingiriera este licor y fue aprovechado por estos internos para decirle que necesitaban salir”, aseguró.

“Hubo una falla individual, una falta de profesionalismo, una falta a la ética profesional. Parece que un funcionario nuestro viola los protocolos de seguridad y esto ayuda a la fuga”, agregó, al tiempo que dijo que otros reclusos no se fugaron porque están comprometidos con alcanzar la amnistía.

Escuche al coronel Germán Ricaurte, director de la cárcel La Picota