Río Ubaté, municipio de Fúquene
Río Ubaté, municipio de Fúquene
CAR Cundinamarca
14 Jun 2020 02:26 PM

Fuertes lluvias generan gigantesca acumulación de material vegetal en río de Cundinamarca

La Corporación Autónoma de Cundinamarca ha retirado más de 6 mil metros cúbicos de plantas arrastradas por las fuertes lluvias.
Carlos Brand
Carlos
Brand
@brandalaire

Las fuertes lluvias de las últimas horas arrastraron una gran cantidad de sedimento y especies vivas sobre el río Ubaté, a la altura del Puente Palmas – Vereda Némoga Bajo, en el municipio de Fúquene

Frente a estos hechos, la Corporación Autónoma de Cundinamarca advirtió que la situación, registrada en video y fotografías ocasiona que se rebasen los niveles permisibles de operación del sistema hidráulico en todo el ancho del río Ubaté, y aumenta el riesgo de desbordamientos.

Lea aquí: Hombre fallecido en puerta de hospital había rechazado atención en UCI

La Corporación debió realizar el traslado de una máquina retroexcavadora tipo “Brazo Largo” para ejecutar las labores con alto grado de eficiencia y, adicionalmente, realizar actividades de apoyo con la cuadrilla de obreros sobre los jarillones del río.

El volumen de desechos recogidos en las últimas 18 horas alcanza los 6000 metros cúbicos, que representan 400 viajes de materiales en volquetas doble Troque.

La CAR informó que los trabajos se extenderán por al menos 15 días, hasta que se termine de remover todo el material. 

Para estas labores se debieron coordinar maniobras de apertura y cierre de las compuertas de “El Cubio”, cuya función principal es almacenar el agua proveniente de la cuenca del río Ubaté para el abastecimiento hídrico de la región. Estas maniobras se realizan con el propósito de evacuar el material retenido.

Lea además: Joven esclavizada sexualmente en Huila murió este domingo

 “Una vez adelantada una inspección en la zona afectada, por parte de técnicos de la CAR, se determinó que se deben adelantar las labores pertinentes de limpieza y mantenimiento para mantener estables los taludes y el cauce del río, desde el puente Palmas de la Vereda Némoga Bajo aguas abajo, en un tramo no inferior a 2.5 kilómetros”, indicó en un comunicado.

El propósito es mantener los niveles de operación dicho cuerpo natural, dado que por falta de mantenimiento y por condiciones meteorológicas y climáticas, se pueden presentar nuevos represamientos.