IncendioAlcaldiaUnguiaChocoLAFM1.jpg
Suministrada a LA FM.
19 Feb 2018 09:04 AM

Unguía (Chocó), donde incendiaron alcaldía, estará cinco días más sin electricidad

El comercio y el transporte están cerrados por amenazas.

Una nueva falla detectada en una de las plantas de energía de Unguía, Chocó, no permitiría que la electricidad retorne al municipio este martes, tal y como quedó acordado en las negociaciones que sostuvieron los manifestantes, la alcaldía y la empresa prestadora del servicio. Por el nuevo daño, los habitantes seguirían a oscuras hasta este viernes 23 de febrero, lo que aumenta la tensión en la zona.

El párroco de Unguía, padre Aurelio Moncada, confirmó que el comercio continúa cerrado, los bancos no están trabajando y no hay servicio de transporte fluvial, por lo que las lanchas que viajan hasta Turbo tampoco están prestando servicio. El sacerdote explicó que hace 11 días el municipio no tiene electricidad, problema que aqueja a los habitantes desde hace 20 años.

"Infortunadamente nos informaron que encontraron un nuevo daño en la planta de energía, por eso la electricidad no volvería sino hasta el viernes. Desde la iglesia pedimos tolerancia y paciencia, pero los habitantes están indignados, el comercio está cerrado y la gente está en sus casas", dijo.

La mala prestación del servicio eléctrico generó una multitudinaria protesta el pasado fin de semana, donde los manifestantes incendiaron la alcaldía y la sede de la empresa prestadora del servicio de energía. El párroco del municipio explicó que la protesta comenzó desde el pasado miércoles, cuando los estudiantes decidieron no volver a clases, ya que no tienen electricidad ni Internet para hacer las tareas en las noches.

La cabecera urbana se mantiene militarizada y con presencia del ESMAD para evitar nuevos desordenes, al paso que las comunidades denuncian encarecimiento del costo de vida por la falta de electricidad. Cabe recordar que al menos 11 de los 30 municipios de Chocó no tienen acceso al servicio de energía, situación que además de impedir actividades cotidianas facilita la criminalidad en horas nocturnas.