Bodega de oro en Medellín
Bodega de oro en Medellín
Captura de pantalla de RCN
11 Nov 2021 12:15 PM

Robo a bodega de oro en Medellín: Detenido aceptaría cargos

La defensa del detenido indicó que se solicitará la detención domiciliaria para su defendido.
jramirez
Johanna
Ramírez Gil
@johannarami

La juez Tercera Municipal con Función de Control de Garantías de Medellín definirá este viernes si acoge o no la solicitud de la Fiscalía de enviar a la cárcel a los diez capturados por el robo a una fundidora de oro en El Poblado.

Durante la audiencia, se conoció que uno de los sindicados aceptará los cargos y negociará con la Fiscalía a cambio de rebajas. Se trata del joven que permanece hospitalizado tras resultar herido durante el hurto y perder un riñón.

Más información: En video: muestran el interior de la bodega de oro que fue robada en Medellín

Salomón Polo Díaz, abogado de uno de los sindicados, dijo que entre los capturados hay tres personas que habrían sido confundidas con delincuentes, como ocurrió con Edien Toscano, quien quedó en libertad. 

"Al igual que el señor Toscano, que estaba haciendo una diligencia en una empresa de encomienda, hay otras tres personas que, al parecer, la defensa llevó material probatorio que evidenciaría que estaban haciendo también diligencias y fueron capturadas por estar corriendo y sudando", indicó. 

Lea además: Detenidos por robo de oro en Medellín se declaran inocentes

Salomón Polo Díaz explicó que solicitó al despacho que otorgue la medida de detención domiciliaria para su defendido.

"La Fiscalía solicitó intramural porque supuestamente mi defendido no tenía arraigo, pero la defensa llevó pruebas que demostraron que sí tiene un arraigo familiar, social y laboral, y puede permanece en su residencia mientras sigue el proceso. Mi defendido no aceptará cargos, no hará preacuerdo y nos iremos a juicio", puntualizó. 

Vea también: Robo a bodega de oro en Medellín: piden cárcel para sindicados

Dos sindicados son diabéticos, entre ellos, el hombre que simuló ser un guarda de tránsito. A ocho procesados les imputaron hurto calificado y agravado, receptación y falsedad marcaria; a un taxista, porte ilegal de armas de fuego; y al falso agente de tránsito, usurpación de funciones públicas.