Alias 'El Paisa' abandonó la zona veredal en la que debía estar concentrado
Alias 'El Paisa' aún no define si ha tomado distancia de los acuerdos pactados en La Habana.
Alias 'El Paisa' / Colprensa
29 Oct 2018 11:28 AM

Reapareció Hernán Darío Velásquez, alias El Paisa, en carta a la JEP

Otros de los mandos medios del partido Farc y quienes abandonaron los ETCR, firman el documento.
Jairo Tarazona
Jairo
Tarazona
@jairoreport

En una extensa carta a los magistrados de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), varios miembros del Consejo Político Nacional del partido Farc, entre ellos alias 'El Paisa', se quejan porque -dicen- el presidente Iván Duque "ha asumido una posición de indiferencia frente al acuerdo de paz y su incumplimiento".

Le piden a la JEP que, así como le exige a la insurgencia, también llame al Gobierno y al Estado a rendir cuentas sobre la implementación.

Lea también:  JEP ordenó abrir incidente de incumplimiento a 'El Paisa'

La carta de cinco páginas está firmada con los nombres de guerra que utilizaban los dirigentes del ahora movimiento político, cuando eran comandantes de la guerrilla.

Entre los firmantes están algunos que salieron de los Espacios Territoriales que manejaban: Iván Márquez, Óscar Montero, Edison Romaña, Albeiro Córdoba, Iván Alí, Aldinever Morantes, Enrique Marulanda, Iván merchán y Rusbel Ramírez, entre otros.

Llama la atención que este documento es suscrito por Hernán Darío Velásquez, o alias 'el Paisa', cuyo paradero se desconoce y quien fue el único de los 31 jefes de la Farc que no entregó el informe de sus actividades que les exigió la JEP para reafirmar su compromiso con el proceso de paz y con la búsqueda de desaparecidos pero quien, con este documento, estaría dando cumplimiento a dicha exigencia.

Le interesa también: Francisco Bernate dice que la JEP le está "dando pasto" a alias El Paisa porque le toca

“Pregunta la Jurisdicción Especial para la Paz qué hemos hecho por la reincorporación política, económica y social de los guerrilleros y por la implementación en general de los Acuerdos de La Habana. Nuestra  respuesta  es  TODO;  todo lo que ha estado al alcance de nuestras manos”,  señala en el primer párrafo la carta dirigida a los magistrados de la JEP.

Agregan que desde la firma misma del Acuerdo en la Sala de Protocolo del Palacio de Convenciones  en Cartagena han  exigido, sin cesar, “el cumplimiento de lo pactado de buena fe y sellado con la entrega de las armas rebeldes a la Primera Misión de Naciones Unidas”.

Tras enumerar varios temas en los cuales se comprometieron, subrayan los proyectos productivos que propusieron para granjas en Espacios Territoriales, “técnicamente bien diseñados, pero al señor Fiscal General, que ha actuado de muy mala fe contra la paz de Colombia se le ocurrió, con la DEA, en el marco de sus montajes judiciales extravagantes, que cuando Jesús Santrich habla de granjas se está refiriendo a 'toneladas de coca para  exportar a los Estados Unidos'". 

Advierten que el Fiscal “no puede presentar pruebas contra el negociador de las Farc porque no las tiene. Su actitud absurda e irresponsable es la que tiene al proceso de paz en penosa y triste agonía”.

Los firmantes de la carta aseguran que varios de los temas que se acordaron en el Ministerio del Interior no corresponden a lo pactado. “Pero  se  aprobaron textos que al  cruzar la estrecha calle que separa a dicho Ministerio del Palacio de Nariño, misteriosamente cambiaron su contenido”.

Vicepresidenta critica a la JEP por pedir a EE.UU. pruebas de caso Santrich

Subrayan que en el desarrollo normativo de los acuerdos no se pudo “evitar la perfidia  de la  desfiguración  de  la  JEP que favorece la impunidad” y resaltan que “es de sentido común que si se le exige a la insurgencia como contraparte, es válido que la JEP llame también   al   Gobierno   o   a   los   poderes   del   Estado   a   rendir   cuentas   sobre   la implementación”. 

Finalmente, los  jefes y mandos medios de la Farc enfatizan que el Acuerdo de Paz de La Habana fue firmado por el presidente  Juan Manuel Santos a nombre del Estado, “lo cual implica un traslado de obligaciones al gobierno Duque quien ha asumido una posición de indiferencia frente al acuerdo y su cumplimiento, dando la sensación que ha tomado la decisión de esperar que este se difumine definitivamente en los vientos del olvido”.

Fuente
Sistema Integrado de Información