Gabriel García Márquez, escritor colombiano.
Gabriel García Márquez, escritor colombiano.
AFP
2 Sep 2019 12:39 PM

Por secuestrar a la nieta de Gabo, expulsan de Justicia y Paz a exparamilitar

La Sala determinó que esta acción representa que continuó delinquiendo después de su desmovilización.
Rafael Pérez
Rafael
Pérez Becerra

La Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Barranquillo excluyó al exparamilitar Rigoerto Rojas Mendoza tras comprobarse su responsabilidad en los hechos que rodearon el secuestro de la empresaria Melissa Martínez García, nieta del Premio Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez.

En la determinación se señaló que efectivamente Rojas Mendoza había seguido delinquiendo tras su desmovilización, situación por la cual perdió todos los beneficios judiciales establecidos en la ley 975 de 2005.

Lea además: Emilio Archila dice que video de Iván Márquez no afecta el proceso de reincorporación

La Sala tuvo en cuenta el informe de las autoridades que vinculó directamente al exparamilitar del Bloque Norte con el secuestro extorsivo de la comerciante barranquilla, por cuya liberación pedían cinco millones de dólares.

Rojas Mendoza fue capturado en el operativo adelantado por el Gaula de la Policía y el CTI de la Fiscalía General el 17 de diciembre de 2018 que culminó con el rescate de la familiar del escritor colombiano. 

Pese a que el exparamilitar negó ante la justicia su participación en estos hechos, la Sala validó el hecho de haber sido detenido por las autoridades y señalado por los otros integrantes de la banda que ejecutaron el secuestro en agosto de 2018 en el departamento del Magdalena.

Lea también: Sobrina nieta de García Márquez salió de Santa Marta 

"El postulado incumplió las condiciones impuestas cuando le fue concedido el beneficio de sustitución de la medida de aseguramiento de detención preventiva, como observar buena conducta individual, social y familiar y no volver a cometer delitos dolosos”, precisa la decisión.

Rojas, quien había recuperado su libertad en 2015, enfrenta un proceso por los delitos de secuestro extorsivo, concierto para delinquir, tortura y fabricación, tráfico y porte de armas de fuego.