cartagena-estatuas-1.jpg
Captura de video suministrado a LA FM
24 Ago 2017 01:20 AM

Policía identificó a las 'estatuas humanas' que habrían robado a turista en Cartagena

El video y unas fotografías son la evidencia clave de las autoridades para judicializar a las 'estatuas humanas' que habrían robado a una turista.
La
Fm

El general Luis Humberto Poveda, comandante de la Policía Metropolitana de Cartagena, dio a conocer que está en curso un operativo que espera culminar con la captura de los dos hombres que, haciéndose pasar por 'estatuas humanas', habrían hurtado objetos personales a una turista, mientras se tomaba una foto con ellos.

El oficial aseguró que los implicados que este ilícito en Centro Histórico, están “plenamente identificados”.

De igual modo, el general Poveda agregó que con la denuncia presentada por la afectada, el video y demás evidencias que se han recopilado en torno al caso, tienen “los suficientes elementos para que haya un pronunciamiento judicial” contundentes contra estos dos presuntos delincuentes.

“Ya hay un proceso con un fiscal en Cartagena y con Policía Judicial que nos ha permitido individualizar a las dos personas. Sabemos quienes son. Hay dos elementos muy fuertes que nos permitirán imputarles el delito de hurto. Hay una prueba física y una electrónica, que nos permite a ubicar a las personas en el momento de la comisión de los hechos y la forma cómo operaron, apuntó Poveda.

-El caso-

En un video difundido en redes sociales quedó registrado cómo un par de estatuas humanas que simulaban ser pescadores, y estaban ubicadas en una calle del centro histórico de Cartagena, robaron a una turista mientras ella posaba para una foto.

El episodio causó indignación entre los ciudadanos porque, a su parecer, atenta contra el sector turístico y entrega una mala imagen de la ciudad.

En las imágenes se observa cómo un grupo de cuatro turistas, en primera instancia, se acercan a las estatuas humanas y depositan varias monedas en las canecas para ‘hacerlos funcionar’.

Segundos más tarde, tres de ellas van a tomarse una foto con los pescadores y ese momento, aprovechado por uno de ellos para extraer de una mochila lo que sería una cartera, sin que los visitantes se percaten de lo sucedido.

Una vez cometido el acto, las estatuas humanas se quedan inmovilizadas por unos segundos, intercambian un par de miradas, y luego uno de ellos lanza lo que sacó de la mochila de la turista a su compañero, quien se retira de la escena registrada por una cámara de uno de los establecimientos cercanos.