Jorge Eduardo Gechem, Gloria Polanco, Luis Eladio Perez y Orlando Beltran
Entre 2001 y 2002 se dio el secuestro de Jorge Eduardo Gechem, Gloria Polanco, Luis Eladio Perez y Orlando Beltran. Los cuatro fueron liberados el 28 de febrero de 2008 con presencia del fallecido presidente de Venezuela, Hugo Chávez.
AFP
20 Sep 2018 04:24 PM

Mono Jojoy y sus despiadados secuestros que conmovieron a toda Colombia

Ingrid Betancourt, Luis Eladio Pérez y tres contratistas estadounidenses son sólo algunos de los secuestros que ordenó el guerrillero.
Ortiz
Karen
Ortiz
Karenortiz25

Víctor Julio Suárez era su nombre de pila, sin embargo, su alias de ‘Mono Jojoy’ lo consolidó como uno de los líderes militares guerrilleros que más terror sembró en la década de los 90 y principios del milenio.

Suárez se vinculó a la guerrilla en el año de 1975, comandó el Bloque Oriental y fue miembro del secretariado de las Farc. Desde el momento en que entró a hacer parte del grupo subversivo, como guerrillero raso, fue ocupando rápidamente cargos de mayor nivel dentro de la organización terrorista.

Su sobrenombre se lo debe a un gusano que habitaba las selvas colombianas. Sus compañeros lo empezaron a llamar así cuando lideraba el Bloque Oriental de las Farc debido a la facilidad que tenía para moverse y escapar cuando estaba siendo perseguido.

Le puede interesar: Cuando el Mono Jojoy fue abatido, a propósito del polémico homenaje de las Farc

El ‘Mono Jojoy’ alcanzó a tener 62 órdenes de captura, doce medidas de aseguramiento, cinco condenas, dos peticiones de extradición por parte de Estados Unidos  y 25 investigaciones preliminares por los delitos de narcotráfico, terrorismo, rebelión, homicidio con fines terroristas, secuestro, constreñimiento ilegal, lesiones personales, asalto, extorsión, conspiración en actividades del narcotráfico, secuestro, hurto, porte ilegal de armas, entre otros.

Su muerte se dio en medio de la operación denominada Sodoma el 22 de septiembre de 2010, cuando apenas iniciaba el gobierno de Juan Manuel Santos. El nombre de este ataque militar se dio en analogía a la ciudad que, según textos bíblicos, estaba maldita y tuvo que ser destruida.

Lea también: Las víctimas de Pablo Escobar que Colombia aún lamenta

Las  víctimas que dejó el jefe guerrillero son cientos, entre tomas guerrilleras a pueblos, carros bombas en bases militares, asaltos y sobre todo secuestros que marcaron la época oscura del país.

Los lamentables secuestros

Fuente
Sistema Integrado Digital