Corte Constitucional
Sala plena de la Corte Constitucional.
Colprensa
18 Oct 2018 05:28 PM

Magistrada cuestionó posición de sus compañeros por sentencia del aborto

Cristina Pardo advirtió que su ponencia que limitaba el aborto no estuvo ligada a creencias religiosas.
Johana Rodríguez
Johana
Rodríguez
@joharodri4

La magistrada Cristina Pardo, cuya ponencia sobre el aborto fue derrotada en la Sala Plena del pasado miércoles, aseguró que sus colegas de la Corte Constitucional enviaron un mal mensaje a las personas en condición de discapacidad. 

Para la magistrada el fallo da a entender que la vida de una persona en condición de discapacidad "no merece respeto y que podría no tener derecho ni a nacer. Es un mensaje que la Corte no ha debido dar".

Le puede interesar: Cristina Pardo, la magistrada detrás de las ponencias sobre el aborto y las consultas populares

Aunque la magistrada dijo que respeta la jurisprudencia de la Corporación, advirtió que el caso concreto que analizó la Sala no demostraba elementos de peso para determinar viable la interrupción del embarazo de la mujer.

“Si había un diagnóstico sobre malformación, pero no hubo claridad sobre las consecuencias exactas. Los médicos dijeron que podría haber un retraso mental o un compromiso neurológico motriz o ceguera del bebe, pero no se sabía cuál era la discapacidad exacta, ni de qué grado iba a ser”, explicó la magistrada sobre el caso concreto.

La magistrada criticó la decisión del juez de tutela que en primera instancia, que había ordenado el aborto de la mujer de manera cautelar. "No le dio la oportunidad a la Eps demandada de exponer sus puntos de vista y puso una medida que era irreversible".

En contexto: Fallo de la Corte sobre aborto garantiza derechos de las mujeres

En ese sentido, Pardo aclaró que según el expediente que su despacho estudió, no existían pruebas contundentes que demostraran que la salud o vida de la madre estuviera en riesgo por causa del embarazo.

"No había ninguna prueba en el expediente sobre afectación a la salud física o mental de la madre, solo un concepto de un siquiatra, pero no aclaraba que la madre tuviera un trastorno emocional profundo", puntualizó.

La magistrada aclaró que la ponencia que limitaba el aborto hasta la semana 24 de gestación no estuvo ligada a creencias religiosas.

Fuente
Sistema Integrado de Información