Gustavo Castro, señalado de agresión a una mujer
Gustavo Castro, señalado de agresión a una mujer
Foto de @DianaSalinasP
12 Jun 2019 08:49 AM

Los otros casos en los que Gustavo Castro tuvo conflictos con sus empleadas

Las denunciantes aseguran que se trata de una conducta recurrente. Denuncian estafas, falta de pago y gritos por ir al baño.
Santiago Ángel
Santiago
Ángel
@santiagoangelp

Gustavo Hernán Castro fue ya denunciado por acoso laboral y lesiones personales en el caso que escandalizó al país en el que a través de un video se conoció cómo el presidente de la revista El Congreso agrede físicamente a Maryory Carvajal por un altercado con la cuenta de cobro presentada por esta mujer.

La FM conoció otros casos y audios que probarían un comportamiento sistemático de acoso laboral y humillación a varias de las empleadas con las que ha trabajado Castro desde hace años. Todas tienen un perfil similar. Son jóvenes mujeres recién egresadas de la universidad que buscan oportunidades en el sector de los medios o en la política.

Estos son audios de reuniones desarrolladas entre Marcela Vásquez en junio y julio de 2018. Pero no solo se trata de su caso, sino de nuevas denunciantes que incluso aseguran que el señor Castro tiene las mismas prácticas desde hace por lo menos diez años. Muchas de ellas se quejan de incumplimientos en los contratos, pésimas condiciones laborales, y falta de pago.

Le puede interesar: Gustavo Castro, agresor de periodista, sí tiene contrato con Cámara de Representantes

Quienes aparecen en las conversaciones son Marcela Vásquez en junio y julio del 2018. Marcela es una joven que estaba teniendo su primera oportunidad profesional en la Revista El Congreso. Trabajó allí tres meses y desde que llegó asegura que siempre hubo maltrato laboral, agresiones verbales, gritos permanentes y una conducta sistemática de acoso que no llegó a los golpes, pero que la afectó a ella y a sus compañeras.

En el siguiente audio aparecen de nuevo Marcela y el señor Gustavo Castro en una reunión en julio del año anterior que solicitaron sus empleadas para quejarse por las reiteradas conductas de agresión verbal del presidente de la Revista. Aquí Castro grita a Marcela y a otra de sus compañeras por haber, según él, faltado el respeto por ir al baño en jornada laboral.

En ninguna de estas ocasiones hubo un acto de violencia física como el que sí ocurrió con la periodista Carvajal, pero en todos los casos las mujeres denuncian una conducta de agresión sistemática a sus empleadas que, además, eran siempre recién egresadas de la Universidad en busca de un primer asomo al sector laboral. 

La ley y el código laboral establecen que se puede considerar acoso “toda expresión verbal injuriosa o ultrajante que lesione la integridad moral o los derechos a la intimidad y al buen nombre de quienes participen en una relación de trabajo; o todo comportamiento que busque menoscabar la autoestima y la dignidad de quien participe en una relación de tipo laboral”.

Otra de las jóvenes que trabajó con Castro hace diez años también para la revista, dijo a La FM que el presidente nunca le pagó, no cumplió con los requisitos de seguridad social y la maltrataba verbalmente igual que a sus compañeras.

El señor Castro Alcárcel grabó un audio en el que afirma que los hechos de su agresión se deben a una confusión y que “nunca le pegué a ninguna mujer y que esa es una loca”, dice. La FM buscó sus explicaciones pero no obtuvo respuesta.

Los otros casos de Gustavo Castro

0:27 5:25
Fuente
La FM