Pozzetto-LAFm.jpg
restaurantepozzetto.com
5 Dic 2016 02:29 AM

La masacre de Pozzetto, treinta años después

Treinta personas, incluyendo el asesino, perdieron la vida esa noche del 5 de diciembre. La tragedia del restaurante Pozzetto aún es recordada con detalle.
La
Fm

Han pasado tres décadas y todavía el edificio marcado con el número 52 A - 69, sobre la Carrera Séptima en Bogotá, sigue causando, en quienes ingresan a él por primera vez, una sensación de temor, como si las paredes relataran que ahí empezaron los hechos trágicos que el 5 de diciembre de 1986 terminaron con el asesinato de 29 personas.

Fabiola Espitia, una de las testigos, dice que no deja de recordar lo ocurrido y eso le causa escalofríos.

“A mí, personalmente, me sucede que yo paso por el frente de ese edificio y no se porqué yo miro hacia el cuarto piso y me da un poco de angustia pensar en la tragedia que pasó en ese sitio", dijo la mujer.

Justo en el cuarto piso vivía Campo Elías Delgado. Este hombre hacia el mediodía asesinó a su mamá y también mató a otras seis personas, los nombres de las víctimas se iban conociendo a través de RCN, en medio del estupor de la audiencia.

“La propia madre del asesino Rita Morales de Delgado y las mujeres, Matilde Rocío González, Mercedes Gamboa González, primas entre sí y las estudiantes Elcy Patricia Cortés de Asus, Gloria Isabel Agudelo León, Gloria Inés Gardy Galat y Gloria Bermúdez, que murió en el hospital San José".

Dos víctimas más se sumaron a la lista de asesinatos. Campo Elías Delgado, en el barrio La Alhambra, en el norte de Bogotá, mató a una de sus alumnas de inglés, de quien se dijo estaba enamorado y también acabó con la vida de la madre de ella.

Posteriormente, en lo que hoy es el sector de Galerías, visitó a una amiga de quien se despidió señalando que haría un viaje a la eternidad, luego regresó a su casa.

“Él subió al cuarto piso nuevamente, cuando ya había matado a toda la gente en el edificio, le prendió candela a la madre, dentro de la Chimenea, la señora ya estaba envuelta en un tapete y se fue para Pozzeto“, agregó Espitia.

A Pozzetto, donde habitualmente comía, Campo Elías Delgado, llegó con un maletín en cuyo interior guardaba un revolver y munición. Cenó, pidió dos copas de Vodka, entró al baño y al salir empezó a disparar a sangre fría matando a 20 personas.

Hoy el restaurante, remodelado por dentro ha borrado las huellas de la tragedia de aquel día. Sin embargo los habitantes de la zona no han podido olvidar, incluso el edificio y el apartamento donde vivió Campo Elías Delgado, estuvieron abandonados.

"No es muy frecuente que se rente el apartamento de él, ahora lo veo ocupado y lo están arreglando, pero el edificio sufrió consecuencias, estaba vació, totalmente vacío", puntualizó Fabiola Espitia.

El caso por la masacre de Pozzetto y de los demás asesinatos cometidos por Campo Elías Delgado fue cerrado, pues ese mismo 5 de diciembre murió el autor de la tragedia. Varios libros e incluso una película han intentado narrar lo ocurrido hace 30 años.