11 Oct 2016 04:59 PM

Juez condenó al exgobernador de Cundinamarca Álvaro Cruz

La condena fue proferida por el escándalo del carrusel de la contratación. El próximo 24 de noviembre, el fallador dará a conocer el monto de la pena que deberá purgar Cruz.
En los juzgados de Paloquemao, el Juzgado 46 Penal de Bogotá con funciones de conocimiento condenó al exgobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz Vargas, como responsable de los delitos de interés indebido en la celebración de contratos, en concurso heterogéneo con cohecho por dar u ofrecer y cohecho por dar u ofrecer en la modalidad de tentativa.
 
La Fiscalía Delegada ante la Corte Suprema de Justicia, tras la acusación formal en contra del exmandatario departamental, manifestó que la sentencia obedece a un preacuerdo mediante el cual Cruz Vargas aceptó los cargos imputados por delitos de corrupción. 
 
El procesado se desempeñó como concejal de Bogotá, diputado, secretario de Hacienda y de Obras Públicas de Cundinamarca y dos veces Gobernador de este departamento. 
 
Sin embargo, manifestó el fiscal delegado que su comportamiento se realizó cuando no ostentaba ninguno de estos cargos públicos, sino cuando era representante legal de la empresa privada. 
 
“Violó los principios de transparencia, selección objetiva, los básicos de moralidad pública en el marco de los escándalos de corrupción más grandes del país como el denominado carrusel de los contratos en Bogotá”, señaló el fiscal del caso. 
 
Agregó que Cruz Vargas corrompió con dinero a funcionarios públicos y entregó a los servidores como concejales e intermediarios la suma de 714 millones de pesos lo cual implicó una flagrante violación al sistema de contratación distrital. 
 
Finalmente, el fiscal indicó que, no contento con la corrupción al distrito, su voluntad se enfocó en intentar sobornar al entonces vicefiscal Jorge Fernando Perdomo, para que su proceso fuera archivado, congelado o prescrito, lo cual configura un comportamiento gravísimo dentro del marco de corrupción en el país. 
 
Cruz Vargas permanece privado de la libertad en la cárcel La Picota, en Bogotá. 
Fuente
Sistema Integrado Digital