6 Oct 2015 06:00 PM

Juez absolvió a menor sindicado de asesinar a dos sacerdotes en Roldanillo, Valle del Cauca

Un juez  falló a favor de un menor implicado en el asesinato de dos sacerdotes, al considerar que las pruebas presentadas por la Fiscalía no eran contundentes para condenarlo.
En la audiencia que se llevó a cabo en el municipio de Buga, Valle del Cauca, el togado tomó decisión absolutoria contra un menor involucrado en el asesinato de los sacerdotes Héctor Fabio Cabrera y Bernardo Echeverry, en hechos ocurridos el 27 de septiembre de 2013 al interior de la casa cural de la parroquia San Sebastián de Roldanillo, norte del Valle del Cauca.
 
De acuerdo a Luis Horacio López, fiscal del caso, cuatro testigos que hacían parte del proceso y que eran fundamentales dentro del mismo, no apoyaron el trabajo de la Fiscalía y decidieron no asistir al juicio. 
 
"Muchos testigos desaparecieron, se perdieron del panorama, no vinieron, no quisieron asistir al juicio, por lo tanto la Fiscalía se quedó sin pruebas para demostrar la responsabilidad del menor dentro del juicio oral", indicó el fiscal.  
 
De igual modo, Diana María Pinzón, abogada de las víctimas, fue enfática en decir que la obstrucción de justicia que tomaron los testigos, fue fundamental para que el juez tomara la decisión anteriormente mencionada.
 
"El juez de conocimiento utilizó todos los medios posibles para hacerlos venir a juicio y no fue posible, ellos se valieron de diferentes artimañas para no asistir y digamos que fue una de las cosas que más afectó para tener esta sentencia de carácter absolutorio", agregó la jurista.
 
Sin embargo, Pinzón manifestó que existe una falencia en la parte probatoria. "Se podrían haber obtenido muchísimas pruebas científicas para confirmar responsabilidades y no existen en el proceso; no llegaron nunca a conocimiento del juez".
 
Por su parte, Dilia Morales Villafañe, madre del sacerdote Cabrera, consideró que la decisión no fue justa, teniendo en cuenta que las pruebas presentadas por Fiscalía en cada una de las audiencias eran contundentes para condenar al joven.
 
"Ahí queda uno con la duda de la justicia y la verdad. Queda uno sin palabras, como qué pasó".
 
Así mismo, la madre del padre Cabrera añadió que la abogada Pinzón apeló la decisión del juez sólo en su caso, puesto que por parte del sacerdote Bernardo Echeverry no se presentó la misma decisión, lo mismo que por parte de la curia.
 
Cabe anotar que por este mismo hecho se encuentra judicializado Félix Alberto Beltrán Feijo, alias 'Mincho' de 45 años, como presunto coordinador del asalto que terminó con la vida de ambos clérigos.
 
El joven había sido capturado en marzo de 2014 en Roldanillo, el mismo municipio donde ocurrió el doble asesinato. Entre tanto, Félix Alberto Beltrán fue capturado en la población de Zarzal y el próximo seis de noviembre se llevará a cabo la audiencia en su contra.
 
En cuanto al párroco Echeverry se estableció que al momento de su muerte tenía 69 años y era oriundo de Medellín; el padre Cabrera era del municipio de Zarzal, tenía 27 años y estaba próximo a viajar a España a estudiar Derecho Canónico.
Fuente
Sistema Integrado Digital