santrich1.jpg
Jesús Santrich / Colprensa
18 Abr 2018 07:05 AM

Jesús Santrich envió mensaje de despedida a su familia

LA FM tuvo acceso a un audio donde el otrora negociador de las Farc, que sigue en huelga de hambre, le habla a sus padres.

Jesús Santrich, otrora jefe del equipo negociador del proceso de paz del Gobierno con las Farc, sigue en huelga de hambre luego de haber sido detenido por la Fiscalía General de la Nación al pesar una orden de extradición en su contra por delitos asociados a narcotráfico.

Al respecto, Santrich inició desde su captura el 10 de abril una huelga de hambre en protesta por la decisión que pesa en su contra.

LA FM tuvo acceso a un audio donde desde su lugar de detención Jesús Santrich prácticamente se despide de su familia.

Quiero enviar este mensaje a todos los familiares que me escuchan, decirles que estoy bien de salud, física y espiritualmente. Me siento con mayor determinación que nunca con mi espíritu, con mi alma y con mi conciencia limpia siempre en disposición de lucha por los intereses de los más desfavorecidos”, dijo en su mensaje en audio.
Además, en mensaje a sus padres y familia les manifiesta su amor al “abrazarles con los brazos del alma”.
A ti papá y mamá los abrazo con los brazos del alma y con alegría plena de haber vivido también de manera extensa, profunda e intensa y como cosecha que germina he sido feliz porque he procurado dar lo mejor de mi alma”, aseguró.
Manifestó además sentirse feliz con lo que hizo por la “oportunidad” que le dio la vida de reencontrarse en familia.
“De alguna manera, yo conocía mi destino y por eso viví estos días con pasión y con el jolgorio de tenerlos. Gracias por hacerme tan feliz”, dijo.
Luego pasó a ser más profundo en su mensaje de despedida al darle él mismo un mensaje de aliento a su familia.
“Ahora sólo les pido fortaleza, orgullo, compresión, respaldo y determinación (…) quiero que sepan que parto entre rosas rojas, amarillas y azules; también parto entre clarinetes, gaitas, acordeones, charangos y quenas”, agregó.
Dijo que parte con alegría y sonriendo al brindar con vino por el futuro que les espera.