Torres Escalante es acusado de participar en los falsos positivos
Torres Escalante es acusado de participar en los falsos positivos
Colprensa
22 Abr 2019 07:30 AM

JEP negó libertad al general (r) Torres Escalante

El general es investigado por haber presuntamente ordenado el asesinato de dos campesinos en Casanare.
Rafael Pérez
Rafael
Pérez Becerra

La Sala de Definición de Situaciones Jurídicas de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) negó la solicitud de libertad presentada por la defensa del general (r) Henry Torres Escalante.

En el análisis de la petición se determinó que el oficial del Ejército no cumple con un requisito esencial para recibir este beneficio: haber estado privado de la libertad por cinco años.

Vea también: “Me postulé a la JEP para ofrecer la verdad": coronel condenado por falsos positivos

El general es investigado por haber presuntamente ordenado el asesinato de dos campesinos, entre ellos un menor de edad, en la vereda Agua Azul de Casanare.

La investigación señala que como comandante de la Brigada dio instrucciones precisas a sus subalternos para demostrar resultados operacionales en la zona.

Según las pruebas, el oficial habría dado esta orden como retaliación puesto que los dos jornaleros habrían sido testigos de un caso de falso positivo que se había presentado meses antes. 

Fue así como integrantes de la mencionada Brigada llegaron hasta la finca El Triunfo en la que habitaban los campesinos Daniel Torres y su hijo menor de edad. 

Lea también: Jaime Granados: general Torres Escalante espera que la JEP sea imparcial

Tras sacarlos de la vivienda fueron llevados a un lugar cercano donde los asesinaron. Acto seguido les cambiaron las prendas y les pusieron armamento para presentarlos en el registro oficial como guerrilleros del ELN abatidos en combate. 

El 10 de julio de 2018, el general en retiro firmó su acta de sometimiento ante la JEP manifestando su intención de colaborar con el esclarecimiento de los hechos y aportar a la construcción de la verdad.

Sin embargo, la JEP consideró que el general en retiro podría ser trasladado a una guarnición cercana al lugar en el que vive su grupo familiar con el fin de que este más cerca de ellos. 

Para otorgarle este beneficio, la justicia especial le pide al general firmar un acta de compromiso en la que reafirme el cumplimiento de las obligaciones adquiridas tras la firma del documento de  sometimiento. 

Igualmente le dio un plazo de 10 días para que entregue un plan programado para contribuir con al esclarecimiento de verdad, la reparación integral y la no repetición. 

En repetidas oportunidades el general ha manifestado que no tuvo participación directa con los hechos materia de investigación, indicando que como comandante de Brigada en una de las zonas más conmocionadas del país en materia de orden público tenía muchísimas ocupaciones.

En este sentido ha reseñado que algunas maniobras operacionales y el manejo de información de inteligencia y contrainteligencia eran manejadas por sus subalternos.

El general (r) Torres Escalante se encuentra privado de su libertad en el Cantón Norte de Bogotá.