GILBERTO RODRÍGUEZ OREJUELA
El exjefe del Cartel de Cali, Gilberto Rodríguez Orejuela.
Colprensa
6 Feb 2020 10:15 AM

Gilberto Rodríguez Orejuela pidió su libertad anticipada por padecer cáncer

El narcotraficante, quien cumple una condena de 30 años de prisión, señaló que padece un cáncer.
Rafael Pérez
Rafael
Pérez Becerra

El narcotraficante Gilberto Rodríguez Orejuela, condenado en 2006 a 30 años de cárcel en EE.UU., solicitó por "compasión" su liberación anticipada argumentando motivos de salud tras padecer dos cánceres y amparándose en una nueva ley de reducción de penas.

"Gilberto tiene 81 años. Es un anciano enfermo que ha tenido cáncer de colon y próstata", señaló este jueves a Efe su abogado, David Oscar Markus, quien presentó una moción al respecto.

Lea además: 'El Paisa' conformó el bloque 'Alfonso Cano' para delinquir en Nariño

Rodríguez Orejuela, quien purga su condena en una prisión de Carolina del Norte, fue uno de los jefes y fundadores del Cartel de Cali, liderazgo que compartía con su hermano Miguel, en la mayor época de violencia por narcotráfico en Colombia, cuando el abatido capo Pablo Escobar (1949-1993) dirigía el Cartel de Medellín.

Gilberto Rodríguez Orejuela "ha estado en varias cárceles durante los últimos 25 años", precisó Markus.

La moción, presentada en una corte del Distrito Sur de Florida y en manos del juez federal Federico Moreno, quien la abordó este miércoles en una primera audiencia, fue presentada por la defensa acogiéndose también a una nueva ley federal de reducción de penas.

Markus señaló a Efe que el sistema actual "permite que los jueces sean compasivos, y eso es lo que estamos pidiendo aquí".

Lea también: Murió Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alias Popeye

En 2018, el presidente Donal Trump firmó la llamada First Step Act de reducción de penas, aprobada por el Congreso.

En Colombia, los hermanos Rodríguez Orejuela empezaron trabajando en oficios modestos, crearon una cadena de farmacias y formaron un conglomerado con bancos y equipos deportivos, al tiempo que adquirían poder en numerosos sectores del país y sobornaban a políticos.

Las autoridades colombianas capturaron o forzaron a entregarse en 1995 a los siete principales jefes del Cartel de Cali, entre ellos los dos hermanos.

Aunque los Rodríguez Orejuela cumplían condenas en Colombia, fueron extraditados a EE.UU., donde tribunales de Florida y Nueva York los acusaron del envío de más de 50 toneladas de cocaína hacia ese país y en 2006 los sentenciaron a 30 años de prisión.