Protesta de comunidades indígenas
Protesta de comunidades indígenas
Colprensa (Referencia)
27 Mar 2019 05:14 PM

Fiscalía abre investigación por secuestro de militar en protestas en el Cauca

Aunque el uniformado ya fue liberado, el Fiscal dijo que se pudo haber constituido un delito.
Daniel Jerez
Daniel
Jerez
@DanielJerezP

La Fiscalía General de la Nación le está poniendo la lupa a lo que está ocurriendo en el departamento del Cauca, con la protesta de las comunidades indígenas que se adelanta en esa región del país.

El fiscal general, Néstor Humberto Martínez, reveló que ya se inició una investigación por lo ocurrido con un militar que fue secuestrado -según la expresión del Gobierno- durante la Minga Indígena, y quien fue liberado instantes después.

Lea también: Indígenas del Cauca liberan a militar secuestrado en medio de protesta

“Hemos advertido de obstrucción de vías, que es un delito, uso de niños; hemos advertido de secuestro, el porte de armas privativas de las fuerzas militares y explosivos. La investigación por este caso ya se inició”, señaló.

El Fiscal General de la Nación dijo que hay una grave afectación del orden público en el departamento del Cauca.

Manifestó que “la invitación que hace el Fiscal es a un diálogo fecundo desde el punto de vista del diálogo social, pero sin incurrir en la vía del delito”, manifestó.

El secuestro de este uniformado -o 'retención, como lo llaman las poblaciones indígenas- había obligado al Gobierno Nacional a suspender el diálogo que se adelantaba con los indígenas.  

También le puede interesarELN sería el responsable del ataque a la Armada Nacional desde Venezuela

Momentos después, el mayor del Ejército que había sido retenido en la vía Popayán- Cali cuando se desplazaba de civil por el sector de La Agustina, fue liberado.

La ministra Gutiérrez había condicionado continuar las conversaciones a la liberación del alto oficial del Ejército. Había asegurado que "hace años" el Gobierno Nacional le prometió a las comunidades indígenas del departamento del Cauca la compra de 41 mil hectáreas, que hoy el Estado no puede asumir.