La masacre de El Salado ocurrió entre el 16 y el 21 de febrero del año 2000
La masacre de El Salado ocurrió entre el 16 y el 21 de febrero del año 2000
Colprensa
5 Jul 2018 04:20 PM

Corte Suprema pide declarar masacre de El Salado como crimen de lesa humanidad

La Sala de Casación Penal dejó en firme la condena de 13 años al capitán de corbeta Martín Pita.
Johana Rodríguez
Johana
Rodríguez
@joharodri4

La Corte Suprema de Justicia pidió declarar como crimen de lesa humanidad la masacre de El Salado, corregimiento del Carmen de Bolívar, la cual fue perpetrada por grupos paramilitares al mando de alias ‘Jorge 40’, entre el 16 y el 21 de febrero del año 2000.

Corresponderá a la Fiscalía (…) hacer la declaratoria de crímenes de lesa humanidad sobre las conductas lesivas ejecutadas (…) en relación con todos los partícipes e intervinientes en su ejecución, respecto de quienes se estén adelantando los respectivos procesos y, también, sobre los que aún no son objeto de intervención penal”, precisa uno de los apartes de la sentencia.

Esta solicitud se hizo al dejar en firme la condena de 13 años de prisión impuesta al capitán de corbeta Héctor Martín Pita Vásquez como cómplice de homicidio agravado por la masacre.

La Corte Suprema lo declaró responsable de omitir acciones militares para detener el accionar de los paramilitares.

Permitieron el accionar violento de los grupos paramilitares que se tomaron durante varios días la población de El Salado y sus zonas aledañas, prestando de manera omisiva su concurso para ese cometido criminal”, señala la sentencia.

Para la época de los hechos el capitán se desempeñaba como comandante de la Compañía Orca de la Primera Brigada de Infantería de Marina.

Según los hechos, los paramilitares asesinaron a 38 personas y después se dispersaron por las vías de El Salado- vereda la Sierra, Zambrano, Canutalito y vereda El Balguero-, mientras que la compañía Orca tenía la orden de trasladarse a la zona para frenar la matanza.

Sin embargo, “la Compañía Orca arribó a El Salado a las 6 de la tarde del 19 de febrero, poco después que los miembros de los grupos paramilitares abandonaran el lugar (…) no desplegó ninguna acción militar tendiente a reprimir la acción de los violentos”.

La Corte analizó y tuvo en cuenta el testimonio del Infante de Marina Alfonso Enrique Benítez Espitia, del 17 de marzo de 2000, ante un Juez Penal Militar, según el cual “existió complicidad entre los militares y los grupos paramilitares para ejecutar las acciones en El Salado”.

El testigo, quien se desempeñaba como infante de marina adscrito a la compañía Orca liderada por el oficial, precisó que hubo disparos provenientes de los invasores que anunciaban su salida de El Salado, cuando la tropa militar se aproximaba.

Según el infante de marina, después de salir del corregimiento de El Salado se encontraron con los efectivos paramilitares y en lugar de atacarlos y reducirlos, como era la consigna y su deber, departieron con ellos y discutieron sobre la coordinación de sus acciones.

Fuente
Sistema Integrado de Información