Ruta-del-sol-2-Colprensa.jpg
Colprensa.
8 Mar 2017 10:14 AM

Corficolombiana reitera que no sobornó funcionarios para quedarse con la Ruta del Sol

La Firma inversionista Corficolombiana, mediante su filial Episol, participó en el proceso de construcción de la Ruta del Sol tramo 2, epicentro del escándalo de millonarios sobornos protagonizados por Odebrecht.
La
Fm

La empresa se declaró indignada "ante esos inaceptables hechos de corrupción que le han hecho un enorme daño a Colombia, y que la justicia investiga en indagaciones que deben llegar hasta el fondo".

Indicó, en una comunicación de 12 puntos que, "las juntas directivas de Corficolombiana y Episol nunca estuvieron al tanto ni mucho menos participaron en los actos de corrupción cometidos, que se dieron entre Odebrecht y algunos servidores públicos en torno al contrato".

"En consecuencia, tampoco autorizaron a persona alguna para proceder de manera ilícita, y si alguien pretendió hacerlo a nombre de Corficolombiana y Episol, actuó en claro abuso de la confianza depositada", explicó la firma.

Relató que en el año 2009, la firma Estudios y Proyectos del Sol S.A.S. (EPISOL) "atendió de buena fe la invitación de la compañía Odebrecht para participar, como socio minoritario, en la convocatoria efectuada por el Instituto Nacional de Concesiones (INCO) para la adjudicación del contrato correspondiente a la construcción del sector 2 de la Ruta del Sol".

Manifestó que la administración de la sociedad Concesionaria Ruta del Sol S.A.S. estuvo a cargo exclusivamente de la firma Odebrecht, quien así lo exigió y lo impuso por ser el socio ampliamente mayoritario.

"La totalidad de los pagos efectuados por la Concesionaria responden a decisiones unilaterales y autónomas de su administrador. Sólo en el año 2016, a consecuencia de una alerta sobre una eventual situación de iliquidez de la Concesionaria, Episol exigió instrumentos excepcionales de control a la administración", sostuvo.

Reveló que tras el escándalo, la junta directiva de la firma ordenó y llevó a cabo investigaciones internas exhaustivas encaminadas a determinar la eventual participación en dichos ilícitos de funcionarios de Corficolombiana.

"Esas indagaciones permitieron descartar, con absoluta certeza, que Corficolombiana hubiese efectuado pagos ilícitos a funcionarios públicos o a intermediarios", reiteró.

Sostuvo además que la fórmula finalmente acordada para poner fin al contrato de concesión implica un alto sacrificio de los intereses económicos de Episol, "en aras de resolver a la mayor brevedad los serios problemas sociales desencadenados por estos graves hechos".

Por último reiteró que "debido a los perjuicios que Corficolombiana ha sufrido como consecuencia de estos lamentables hechos, la compañía hará uso de todas las acciones legales pertinentes".

Dijo que en los procesos penales, la firma ratifica su condición de víctimas, que deberá ser resuelta por los jueces de la República.

"Pero con el ánimo de no interferir en las investigaciones, sus apoderados se abstendrán de intervenir activamente en los trámites mientras no culmine la labor de investigación y la Justicia haya determinado los responsables de estos gravísimos hechos", puntualizó.