30 Jun 2016 09:41 PM

Consejo de Estado impone primera sanción a Reficar

La refinería le generó sobrecostos a una empresa que transportaba dos reactores traídos de Japón. 
Con una multa de 370 millones de pesos, el Consejo de Estado ratificó la condena impuesta a Reficar, por parte de un tribunal de arbitramento, por haber generado altos sobrecostos a uno de sus contratistas por concepto del transporte de dos reactores para labores propias de refinación petrolera.
 
En el año 2011, la refinería pactó, a través de un contrato, a la empresa Transportes Montejo para que a través de vía marítima fueran llevados desde Mamonal a Roro dos reactores que la empresa había adquirido en Japón. 
 
Por este trabajo, Transportes Montejo recibiría 170 mil dólares. No obstante cuando los reactores llegaron a su destino Reficar ordenó aplazar la operación argumentando que la empresa Montejo "no contaba con las herramientas técnicas ideales para trasladar los reactores hasta el lugar de almacenamiento de forma segura". 
 
Al interponer la demanda ante el Consejo de Estado, la empresa transportadora señaló que no solo pagaron por los dos equipos 14 millones de dólares, sino que por la decisión de Reficar tuvieron que contratar a un tercero para el desembarque de los reactores, lo que les generó un alto sobrecosto.  
 
En ese sentido, el alto tribunal acogió los argumentos de la transportadora declarando un laudo arbitral del cual fue responsable Reficar por no haberle aclarado al contratista las normas precisas de seguridad para hacer el desembarque de los equipos e impedirle terminar su labor en el momento de la llegada de los reactores al puerto.
 
En vista de lo anterior, el Consejo de Estado de ordenó a Reficar reembolsarle el dinero de los sobrecostos a la empresa de transportes.
Fuente
Sistema Integrado Digital