El presidente Iván Duque con la cúpula de las Fuerzas Militares en Bogotá, 17 de dicembre de 2018
El presidente Iván Duque con la cúpula de las Fuerzas Militares en Bogotá, 17 de dicembre de 2018
Colprensa
15 Mayo 2019 07:08 AM

Congresistas demócratas le piden a Duque reconsiderar ascensos militares

A través de una carta, manifiestan su preocupación tras un informe presentado por Human Rights Watch. 
Alfonso
Alfonso
Rico Torres
@AlfonsoRicoT

Patrick Leahy, Benjamin L. Cardin y Chis Van Hollen, congresistas demócratas, le enviaron una carta al presidente de Colombia, Iván Duque, en la cual le piden reconsiderar los ascensos de militares colombianos, teniendo en cuenta los informes de Human Rights Watch en la cual advierte presuntas violaciones a los derechos humanos. 

En la misiva se hace énfasis en el general Nicasió de Jesús Martínez, comandante del Ejército y señalado de manera directa por HRW. Según la carta, se debe tener en cuenta que él está mencionado de supuestas violaciones a los derechos humanos en el marco del conflicto armado colombiano. 

El 27 de febrero pasado, la organización Human Rights Watch (HRW) acusó al Gobierno colombiano de Iván Duque de promocionar a nueve generales vinculados con el escándalo de las ejecuciones extrajudiciales en Colombia a comandancias del Ejército. Entre los generales en cuestión figura el comandante del Ejército, Nicacio de Jesús Martínez Espinel, cuyos subordinados están investigados por 23 "falsos positivos" en 2005 cuando ejercía la comandancia segunda de la Décima Brigada Blindada.

Acompañado de su investigación, HRW presenta un documento firmado por Martínez Espinel correspondiente al pago de un millón de pesos colombianos a un informante por operaciones que resultaron con la muerte de dos civiles -entre ellos una niña- que se hicieron pasar como guerrilleros de las Farc. En Colombia, se conoce como "falsos positivos" a las ejecuciones extrajudiciales de civiles que el Ejército presentaba como muertos en combate tras secuestrarles y vestirles de guerrilleros en el contexto de la guerra con las Farc y en especial durante el gobierno de Álvaro Uribe (2002-2010).

El oficial señalado, por su parte, respondió a los señalamientos. “Yo creo que al árbol que da frutos, es al que le tiran piedras, Dios y mis subalternos son los que saben cómo hemos actuado, confiamos plenamente en las autoridades colombianas, en la justicia colombiana y al día de hoy no he tenido ningún llamado de ninguna autoridad”, aseguró. “Estamos tranquilos, seguiremos trabajando, confiamos en nuestra justicia, que finalmente será quien dirá algo al respecto”, manifestó el militar.

Esta es la carta