A la izquierda, Felipe Gómez Hoyos al momento de la captura y a la derecha, como aparecía en el cartel de los más buscados.
Cortesía Policía
24 Sep 2018 05:27 AM

Capturado alias Totono, uno de los hombres más buscados en Medellín

Felipe Gómez Hoyos está condenado a 50 años de prisión por asesinar a un joven universitario en 2009.
Johanna Ramírez Gil
Johanna
Ramírez Gil
@johannarami

Unidades de la Sijín de la Policía Urabá y Metropolitana capturaron a Felipe Gómez Hoyos, uno de los hombres más buscados de Medellín, sobre quien recae una condena de 50 años de prisión por el asesinato del joven universitario, Daniel Sánchez Rivera. La detención se hizo en una plaza del municipio de Necoclí. 

El comandante de la Policía Urabá, coronel Gerson Fajardo Guevara, aseguró que alias Totono, como era conocido Gómez Hoyos, tenía circular azul de Interpol hace ocho años. 

"Felipe Gómez es uno de los catorce hombres más buscados, según el listado de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá. Gracias a las investigaciones, se logró ubicar en esta jurisdicción en un restaurante muy cerca de las playas de Necoclí", señaló el alto oficial. 

Las autoridades ofrecían una recompensa de hasta diez millones de pesos por información que permitiera ubicar y capturar a alias Totono. Para evadir a las autoridades y evitar que fuera capturado, cambió notablemente su aspecto físico, señaló el comandante de la Policía Urabá.

"Lo que sí nos sorprendió, es que la foto que aparece en el cartel de los más buscados se ve como un joven adolescente, de unos 20 o 22 años de edad. Cuando lo capturamos, encontramos a una persona muy diferente, con entradas frontales, cambios morfológicos y el cabello largo", puntualizó. 

¿Cómo fue el asesinato?

La muerte de Daniel Sánchez Rivera ocurrió la noche del primero de noviembre de 2009 a las afueras de una discoteca del barrio Colombia en Medellín.

Según las autoridades, el estudiante de sexto semestre de Administración de Negocios de la Universidad Eafit, salió del establecimiento para hacer una llamada, cuando alias Totono comenzó a disparar a varias personas que estaban en el sitio.

El ataque dejó otros tres heridos. 

Un juez  lo encontró culpable y lo condenó a 50 años de prisión, por los delitos de homicidio agravado y triple tentativa de homicidio agravado. Nueve años después del crimen que fue repudiado en la ciudad, las autoridades lo capturaron. 

Fuente
Sistema Integrado de Información