germanvargaslleras.jpg
Germán Vargas Lleras, vicepresidente / Foto de Colprensa
27 Ene 2017 02:25 AM

Venezuela dice que declaraciones de Germán Vargas Lleras tuvieron "tono hiriente y degradante"

El vicepresidente hizo las declaraciones, que generaron malestar, en Tibú (Norte de Santander).
La
Fm

El vicepresidente, Germán Vargas Lleras, aclaró que, teniendo en cuenta la gran concentración de venezolanos en todo Catatumbo, Cúcuta y su área metropolitana, las viviendas gratis que entrega por parte del Gobierno Nacional no son para los venezolanos que vienen a buscar oportunidades en Colombia.

“Las viviendas son para la gente de los municipios a donde se construye, no hay municipio que admita que si se hace un programa de vivienda gratis, estas lo vayan a ocupar personas de otros lados“, dijo. “Esto es para población desplazada, pero que viva en Tibú (…) por nada del mundo, esto no es para los venecos“, señaló.

Consulte aquí: “Esto no es para los venecos”: Vargas Lleras sobre casas gratis del Gobierno

Al respecto, el gobierno de Venezuela se pronunció. "Venezuela lamenta profundamente el tono hiriente y degradante con el que, la segunda autoridad nacional de Colombia, quebrantó estos principios y pretendió desconocer los lazos históricos indisolubles de hermandad de nuestros pueblos guiados por la espada común que les dio la libertad".

Y agregó: "El vicepresidente Vargas Lleras parece ignorar interesadamente los Informes de ACNUR, agencia de las Naciones Unidas, que ha reconocido que Venezuela, patria generosa, ha dado cobijo seguro, respetuoso y de manera integral a millones de colombianos, huyendo justamente de la guerra, la discriminación y los odios de clase".

El comunicado de la Cancillería de Venezuela

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
MINISTERIO DEL PODER POPULAR
PARA RELACIONES EXTERIORES

Comunicado

La República Bolivariana de Venezuela rechaza categóricamente las denigrantes y ofensivas declaraciones del Vicepresidente de la República de Colombia, Germán Vargas Lleras, contra el pueblo venezolano, emitidas en Tibú, Departamento del Norte de Santander, que expresan abiertamente odio, discriminación e intolerancia contra nuestros connacionales.

El Derecho Internacional reconoce el derecho a la dignidad y al trato igualitario de las personas, y contempla además el debido respeto y buen trato que merecen los seres humanos, independientemente de su posición social, etnia, nacionalidad, o cualquier otra consideración.

Es oportuno recordar que la República de Colombia es parte de instrumentos internacionales de Derechos Humanos, como del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional que prohíben taxativamente la promoción del odio, la intolerancia y la discriminación contra cualquier grupo social, a la par que obliga a los Estados a promover tratamiento digno, de no discriminación y de respeto a la población que reside en su territorio.

Venezuela lamenta profundamente el tono hiriente y degradante con el que, la segunda autoridad nacional de Colombia, quebrantó estos principios y pretendió desconocer los lazos históricos indisolubles de hermandad de nuestros pueblos guiados por la espada común que les dio la libertad.

El vicepresidente Vargas Lleras parece ignorar interesadamente los Informes de ACNUR, agencia de las Naciones Unidas, que ha reconocido que Venezuela, patria generosa, ha dado cobijo seguro, respetuoso y de manera integral a millones de colombianos, huyendo justamente de la guerra, la discriminación y los odios de clase.

Es reprochable que existiendo relaciones fraternas entre nuestros pueblos, la oligarquía colombiana arremeta sistemáticamente contra el pueblo venezolano y su digno gentilicio.

La República Bolivariana de Venezuela exige al gobierno de Colombia las excusas debidas a los venezolanos ofendidos por las expresiones xenófobas y discriminatorias emitidas por su vicepresidente, al tiempo que advierte que permanecerá atenta, y actuará en las instancias internacionales respectivas, ante cualquier agresión o violencia que pudiere suceder contra los venezolanos en ese país, instigada por el mensaje de odio públicamente emitido por el Sr. Vargas Lleras.

Caracas, 26 de enero de 2016