Trump ha tenido marcadas diferencias con su antecesor
Trump ha tenido marcadas diferencias con su antecesor
AFP.
23 Jul 2018 04:23 PM

Trump considera revocar credenciales a funcionarios de Obama

Cinco de los seis exfuncionarios que mencionó Sarah Sanders como posibles afectados trabajaron bajo el mandato del expresidente Obama.
Kelly Cabana
Kelly
Cabana
@keycabana

La Casa Blanca dijo que prevé revocar las autorizaciones de seguridad de antiguos altos funcionarios estadounidenses críticos del presidente Donald Trump, como el exdirector de la CIA John Brennan. 

"El presidente está buscando eliminar la autorización de seguridad de Brennan", dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, en conferencia de prensa. 

"También está investigando las autorizaciones de Comey, Clapper, Hayden, Rice y McCabe", dijo. 

Sanders se refería al exdirector del FBI James Comey, al exdirector de Inteligencia Nacional James Clapper, al exjefe de la CIA Michael Hayden, a la exasesora de seguridad nacional de Obama Susan Rice y al exsubdirector del FBI Andrew McCabe. 

Brennan, Comey, Clapper y Hayden, en particular, han cuestionado duramente a Trump desde que asumió el cargo en enero de 2017. 

Tras la cumbre de la semana pasada entre Trump y su homólogo ruso, Vladimir Putin, Brennan describió el comportamiento de Trump como "traicionero por decir lo menos". 

Sanders dijo que la Casa Blanca estaba evaluando cancelar las autorizaciones de seguridad de los exfuncionarios porque "han politizado y en algunos casos monetizado sus autorizaciones". 

"Es extremadamente inapropiado, y el hecho de que las personas con autorizaciones de seguridad estén haciendo cargos infundados proporciona una legitimidad inapropiada a acusaciones sin pruebas", dijo. 

La autorización de seguridad de McCabe "se desactivó cuando fue despedido, según lo que, nos dijeron, era una política del FBI", dijo en Twitter Melissa Schwartz, una portavoz del exsubirector de la CIA. 

Clapper, entrevistado por CNN, describió la decisión de revocar estas autorizaciones como "algo muy, muy mezquino". 

Cuando se le preguntó si era una movida política, él respondió: "No sé cómo se puede presentar de cualquier otra manera". 

"Esta es una forma un poco mezquina de retribución, supongo, por hablar en contra del presidente", dijo Clapper.