Donald Trump
Donald Trump
AFP
7 Abr 2020 06:58 PM

Trump arremete contra la OMS y amenaza con suspender recursos para la organización

"Por alguna razón, [la OMS] está financiada en gran parte por Estados Unidos, pero muy centrada en China", dice el presidente.
Sindy Valbuena Larrota
Sindy
Valbuena Larrota
@Sindyvalbuena

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con suspender la contribución del país a la Organización Mundial de la Salud (OMS), acusando al organismo de mal manejo de la pandemia del coronavirus y una actitud sesgada hacia Pekín.

"Vamos a suspender [el envío] de las sumas destinadas a la OMS", declaró Trump durante su rueda de prensa diaria en la Casa Blanca.

Unos minutos más tarde, sin embargo, aclaró que solo quería explorar esta posibilidad.  "No digo que lo voy a hacer, pero vamos a examinar esta posibilidad", dijo. 

"Todo parece muy favorable para China, no es aceptable", dijo, sin más detalles. El mandatario escribió un trino contra la Organización Mundial de la Salud previo a sus declaraciones en Washington.

"La OMS realmente se equivocó", escribió. "Por alguna razón, está financiada en gran parte por Estados Unidos, pero muy centrada en China. Vamos a analizarlo más de cerca", agregó.

Aerolíneas

Entre tanto, el futuro de las aerolíneas estadounidenses es incierto: están enfrascadas en negociaciones difíciles con el gobierno federal, determinado a ingresar en su capital a cambio de ayuda financiera para enfrentar las millonarias pérdidas causadas por el coronavirus, pero el mecanismo aún no se concreta.

Lea además: Francia supera los 10.000 muertos por coronavirus

Un pulso se disputa tras bastidores entre los ejecutivos del sector aéreo y el Tesoro estadounidense, a cargo de repartir los 2,2 billones de dólares del plan de ayuda económica para todo el país promulgado a fines de marzo por Donald Trump, según fuentes industriales.

El plan prevé una ayuda de 50.000 millones de dólares para las aerolíneas. La mitad del monto estaría destinado a preservar empleos hasta el 30 de septiembre.

El Gobierno no quiere dar un cheque en blanco. Una de las contrapartidas en discusión es una participación del Ejecutivo en el capital de las aerolíneas, cuya amplitud determinará si se trata de una nacionalización o no.

Esta hipótesis es considerada una línea roja por los ejecutivos, según las fuentes. Temen que un Estado accionista repela a los mercados financieros.

El titular del Tesoro, Steven Mnuchin, aseguró que la Casa Blanca trabaja en un acuerdo y avanza "muy rápido" para determinar las contrapartidas.

"Nos reuniremos con todos los consejeros de las compañías aéreas esta semana. Trabajamos y avanzamos muy rápido sobre este tema", declaró Mnuchin a la cadena Fox Business, sin mayores precisiones.

American Airlines, United Airlines, Delta Air Lines y Southwest, las cuatro grandes aerolíneas de Estados Unidos, dudan, según las mismas fuentes, sobre aceptar la ayuda pública, a pesar del brutal deterioro de sus ingresos.