Coronavirus en África
AFP
14 Mayo 2020 09:46 PM

Sarampión, malaria y sida, enfermedades que África pide no olvidar

La colombiana jefe de misión de MSF en República Centroafricana habló sobre la COVID en uno de los países más pobres del mundo.
Daniela
Henao Cardozo
@CHenaodaniela

Naciones Unidas y otras organizaciones mundiales han insistido en que la pandemia de COVID-19 no debe ser una excusa para desviar la atención, los esfuerzos y hasta la inversión en otras enfermedades que siguen matando con rapidez y con mayores tasas que esta pandemia. 

RCN Radio habló con con la colombiana Ester Gutiérrez, jefe de la misión médica y humanitaria de Médicos Sin Fronteras (MSF) en República Centroafricana, país de uno de los contienen más afectados por distintas enfermedades. Justamente habló sobre la preocupación que tiene por otras epidemias que enfrentan y que no pueden ser olvidadas por la llegada de la COVID-19. 

"Desde enero ha sido declarada la epidemia del sarampión en República Centroafricana, enfermedad que es muy letal sobre todo en niños y desde 2019 han muerto 6.600 por esto. Ahora se habla mucho de COVID, hay mucha atención en este tema pero el mensaje que queremos dar es que no se pueden olvidar otras enfermedades y otras epidemias para las cuales, como en el caso del sarampión, hay vacuna".

Lea aquí: Trump insinúa que podría ser presidente durante 9 o 13 años más

De hecho, la misión de MSF en el país trabaja para lograr vacunar a más de 340.000 niños entre 6 meses y 10 años de edad, para inmunizarlos y limitar el número de muertes. 

Pero además, en este país ubicado en África central y que tiene poco menos de cinco millones de habitantes, la pandemia ha llegado a afectar no solo la salud y la economía; es también un elemento de presión política. 

"Este es uno de los países más pobres del mundo y tiene un histórico de guerras que no se acaba; hace poco más de un año se firmó un acuerdo de paz con grupos armados, y hay mucha tensión, es un momento muy frágil; entonces llega el COVID a añadir presión a una realidad que de por sí ya es muy compleja. El pueblo está atento a las decisiones del gobierno", cuenta Ester. 

[AUDIO] Ester Gutiérrez, jefe misión de MSF en República Centroafricana

0:27 5:25

Según cifras de la Universidad Johns Hopkins, República Centroafricana tiene 143 casos de contagio y ningún muerto por COVID-19. Ester añade que a pesar de que no hay avance acelerado de la pandemia, todo está por ser analizado, incluyendo los factores que inciden en que se esté desarrollando lentamente, por lo que hay ciertas reservas sobre las cifras y los tests aplicados. 

El ministerio de Salud ha reaccionado pronto con medidas de prevención, entendiendo las dificultades que tiene la población que no podría ser obligada a un confinamiento ya que vive del  día a día en su mayoría. Se limitaron aglomeración de más de 15 personas, se ha hecho la petición de no utilizar el transporte público en lo posible y se han cerrado bares y restaurantes. 

En cuanto a la misión que Ester lidera, que tiene 13 proyectos en funcionamiento y que atiende distintos frentes médicos y humanitarios, ahora están apoyando el diseño de la respuesta del gobierno a la pandemia, "interviniendo en el pilar de la vigilancia epidemiológica, laboratorio y testing, tratamiento directo de casos, la posibilidad de poner un hospital de campaña con 60 camas para los casos severos, así como en la estrategia comunitaria, de sensibilización, medidas barrera, distanciamiento social y recopilando información sobre los rumores". 

Malaria y otras enfermedades

Para mayo y junio se espera un brote de malaria en República Centroafricana a la que también piden atención. "Mata a muchos niños y hay manera de prevenirla o al menos de tratarla a tiempo. Viene con las lluvias y llegan ahora en mayo y junio; en julio y agosto se llegará al pico".  

Le puede interesar: La cifra de muertes por coronavirus ya supera los 300.000 casos en el mundo

Y como si fuera poco, Naciones Unidas ha alertado en la última semana que las muertes por enfermedades vinculadas al sida podrían alcanzar en África subsahariana más de 500.000 entre este año y el 2021 si no se mitigan las dificultades en la atención sanitaria a esas personas por cuenta la pandemia de COVID-19. 

Según el último balance, todo el continente africano suma más de 2.500 muertes y 74.877 contagios, cifra que aunque es muchísimo inferior que en otros continentes, se enfrenta a dudas y revisiones por las faltas de acceso de muchos de sus países a pruebas que den cuenta de la más cercana realidad de la pandemia. 

Fuente
Sistema Integrado de Información con datos de EFE