Asamblea ONU
AFP
18 Ago 2020 04:54 PM

Reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de ONU por crisis en Mali

El Presidente de Mali está secuestrado.

El Consejo de Seguridad de la ONU tendrá el miércoles una reunión de emergencia sobre la crisis en Mali, donde el presidente Ibrahim Boubacar Keïta y su primer ministro fueron detenidos por militares, informaron fuentes diplomáticas. 

El encuentro se celebrará a puerta cerrada por la tarde, a petición de Francia y Níger, que preside actualmente la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (Cedeao)

En contexto: Golpistas en Malí aseguran tener en su poder al presidente y primer ministro

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, pidió la "liberación inmediata y sin condiciones" del presidente de Mali, Ibrahim Boubacar Keïta, detenido por militares rebeldes. 

"El secretario general condena firmemente esas acciones y llama al restablecimiento inmediato del orden constitucional y del Estado de derecho en Mali", declaró su portavoz en un comunicado. 

El presidente maliense, Ibrahim Boubacar Keita y su primer ministro, Boubou Cisse, fueron detenidos por militares rebeldes, quienes fraternizaron con  manifestantes que piden desde hace meses la salida del jefe de Estado y de su gobierno.

El Presidente y el primer ministro "fueron llevados por los militares amotinados en vehículos blindados a Kati", donde está el campamento Sundiata Keita, a unos quince kilómetros de Bamako, donde se inició la rebelión al comenzar el día dijo Boubou Doucoure, director de comunicación del gobierno.

"Podemos decirles que el presidente y el Primer ministro están bajo nuestro control. Los detuvimos en su casa" (en la residencia del jefe de Estado en Bamako), había dicho más temprano uno de los jefes de la rebelión.

Lea aquí: Rafael Correa será candidato a la vicepresidencia de Ecuador

Los militares rebeldes tomaron el control del campamento y las calles adyacentes, antes de dirigirse en convoy hacia el centro de la capital.

En Bamako fueron aclamados por manifestantes congregados para reclamar la salida del jefe de Estado en los alrededores de la plaza de la Independencia, epicentro de las protestas que afectan a Malí desde hace varios meses, antes de dirigirse hacia la residencia del presidente Keita, según la misma fuente.