Charles Michel, presidente del Consejo Europeo
Charles Michel, presidente del Consejo Europeo.
Foto: AFP
9 Ene 2020 09:40 AM

Pese a pedido de Trump, Unión Europea defendió acuerdo nuclear con Irán

El presidente de EE.UU. había pedido a los europeos que abandonaran dicho acuerdo en medio de la tensión que vive con Irán en irak.
Camila Torres
María Camila
Torres Cepeda
@kamitorrs

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, defendió este jueves el acuerdo nuclear con Irán, pese al llamado de Donald Trump a los europeos para que lo abandonen, y advirtió a Teherán contra cualquier "acción irreversible".

El acuerdo fue "un logro importante tras 10 años de intensas negociaciones internacionales y sigue siendo una herramienta importante para la estabilidad regional", dijo Michel, según un comunicado de su oficina.

En una conversación telefónica con el presidente iraní Hasan Rohani, Michel reiteró el compromiso de los europeos "con todas las partes para desactivar las tensiones" tras los recientes acontecimientos, precisa el comunicado.

Lea también: Ningún estadounidense fue afectado en ataques iraníes en Irak: Trump

Irán atacó en la madrugada del miércoles con misiles balísticos bases en Irak que albergan a los soldados estadounidenses, en represalia por la eliminación del general iraní Qasem Soleimani en Bagdad.

El presidente estadounidense, que jugó el miércoles la carta del apaciguamiento, urgió no obstante a los europeos a abandonar del acuerdo nuclear sobre Irán firmado en 2015. Washington así lo hizo en 2018 y reimpuso sanciones a Teherán.

El Reino Unido, Francia y Alemania siguen dentro de este pacto internacional, al igual que Rusia y China.

Vea también: Irán usó legítimo derecho a la defensa: embajador en Colombia sobre ataque a bases estadounidenses

"La UE tiene sus propios intereses y su visión", señala el comunicado, que precisa que Michel urgió a Rohani a "evitar adentrarse en acciones irreversibles".

Los cancilleres europeos deben reunirse el viernes en Bruselas para abordar la situación en Irán, último episodio de una intensa semana diplomática, un encuentro durante el cual buscarán también calmar la crisis en Libia.