9 Jun 2016 01:13 PM

Opositor Julio Borges fue agredido en protesta por revocatorio en Venezuela

El jefe del bloque opositor en el Parlamento venezolano, Julio Borges, fue agredido por partidarios chavistas.
Borges, que se protegía con un casco de seguridad, fue golpeado con un tubo metálico y recibió puños y patadas, lo que le provocó un sangrado nasal. Perseguido por exaltados que le lanzaban golpes e insultos, el parlamentario se refugió en la sede administrativa de la Asamblea Nacional -próxima al Consejo Nacional Electoral (CNE)- y luego compareció ante la prensa con la nariz ensangrentada.
 
Borges acusó a un general de la militarizada Guardia Nacional de haber ordenado el desalojo de los diputados y dejarlos sin protección frente a los llamados "colectivos" chavistas. Según el asambleísta José Guerra, quien estaba con Borges, algunas de esas personas tenían armas de fuego, por lo que la Guardia tuvo incluso que "disparar perdigones para disuadirlos".
 
"Las Fuerzas Armadas se han convertido en un asco, no defienden al pueblo sino a un gobierno corrupto", afirmó al condenar el hecho el presidente de la Asamblea, Henry Ramos Allup. Borges sostuvo que el bloqueo se produjo pese a que diez parlamentarios -de cerca de 70 que acudieron al lugar- tenían autorización para reunirse con un directivo del CNE. "El referendo es la paz. Señor Nicolás Maduro, no permita que la violencia se imponga", dijo el líder legislativo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que controla el Parlamento.
 
Formando un cordón de seguridad frente a la sede CNE, en el centro de Caracas, los uniformados taponaron entre empujones y gritos el paso de los diputados que eran acompañados por decenas de simpatizantes. La situación se tornó tensa cuando los opositores quedaron cara a cara con un grupo de partidarios del oficialismo, y gases lacrimógenos fueron activados para dispersar a los manifestantes.
 
Algunos cruzaron golpes, al tiempo que se producía la agresión a Borges. "Revocatorio ya", gritaron los opositores ante los seguidores chavistas, que respondieron con un cántico repetido en las concentraciones del gobierno de Maduro: "Y va a caer, esta Asamblea va a caer". En otro punto de la ciudad, en Plaza Venezuela, medio centenar de estudiantes estaban concentrados y pretendían dirigirse hasta el CNE, pero eran cercados por un centenar de efectivos de seguridad. Los opositores exigen al CNE definir las fechas para validar unas firmas que entregaron el pasado 2 de mayo como requisito para activar el referendo revocatorio.
 
 
Eudoro González, uno de los diputados agredidos en Venezuela: no se respeta la voluntad popular. Estas fueron sus palabras en LA F.m. 
 
 

...