El Universo
El Universo
Arte referencial vía Ingimage
5 Nov 2019 03:17 PM

Noviembre tendrá un curioso evento astronómico que solo ocurre cada 13 años

Este evento tendrá una duración de menos de seis horas.
Liliana Pinzón
Liliana
Pinzón Garzón
@lilipinzong

Un evento poco usual en el universo ocurrirá este lunes 11 de noviembre, en el que Mercurio tendrá un tránsito entre la Tierra y el Sol, generando un curioso suceso astronómico que no volverá a presentarse sino hasta dentro de 13 años.

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (Nasa) informó a través de un comunicado que se trata de un raro evento ya que “desde nuestra perspectiva en la Tierra, solo podemos ver alguna vez cómo Mercurio y Venus pasan delante del Sol” y agregó que por ser poco usual “no te lo querrás perder”.

Lea aquí: ‘Cara cósmica’: La aterradora imagen que captó La Nasa

Según explicaron los expertos, esto ocurre porque cada 13 años los planetas se alinean y pasan frente al Sol, lográndose observar dos pequeños puntos negros posándose brevemente frente al astro mayor. Un curioso suceso que volvería a ocurrir solo hasta el año 2032.

En cuanto a su duración, la Nasa explicó que ocurrirá en un lapso de menos de seis horas, estimando un tiempo aproximado de 5.5 horas.
Este fenómeno podrá ser visto casi en toda América del Norte y del Sur, al igual que en Europa, África y en el oeste de Asia.

Sin embargo la Nasa hizo algunas recomendaciones para que el evento pueda ser observado ya que no es factible presenciarlo a simple vista. 

Le puede interesar: ¡Histórico! Revelan la primera imagen de un agujero negro

Los expertos hicieron la advertencia que este fenómeno puede causar lesiones serias como cuando se observa un eclipse sin tener en cuenta las precauciones. Por eso, más allá de la facilidad para poder observar el evento astronómico, se debe hacer uso de filtros solares en binoculares o telescopios para proteger la vista.

También se aclaró que los lentes que usualmente se usan para observar un eclipse no serán eficientes para este llamado ‘tránsito de Mercurio’ ya que se trata de un planeta demasiado pequeño que no es fácil de identificar.